Las acciones de la empresa Vale, principal productora de hierro mundial, cayeron en la apertura de sesión de este lunes en la Bolsa de Sao Paulo hasta prácticamente un 20 %, después de la rotura el pasado viernes de un dique en una de sus minas que ha dejado 60 muertos y 292 desaparecidos, por el momento.

Alrededor de 11:20 (hora local), los papeles de Vale se cotizaban a 46,41 reales con una caída de 17,35 %. En las primeras operaciones llegó a caer un 19,86 %, hasta un mínimo de 44,93 reales por acción. Este fin de semana, tras una reunión extraordinaria, la compañía anunció la suspensión del pago de dividendos e intereses sobre el capital propio a sus accionistas.

El día de la tragedia, las acciones de Vale en la bolsa de Nueva York (EE.UU.) cayeron un 8 %. Las autoridades brasileñas han bloqueado 11.000 millones de reales (unos 3.000 millones de dólares) a la compañía como medida compensatoria por lo ocurrido. Además, Vale tendrá que hacer frente a sanciones administrativas que rondan los 350 millones de reales (unos 92 millones de dólares).
La tragedia

A primera hora del 25 de enero, se roturó un dique de contención de residuos de Vale, situado en la localidad de Brumadinho, a 60 kilómetros de Belo Horizonte, capital del estado brasileño de Minas Gerais. Un mar de lodo cubrió la zona.

El Gobierno activó un gabinete de crisis y desde entonces se trabaja en las labores de rescate. Un equipo israelí, que llegó el domingo al país, se ha unido a las búsquedas.