Una alianza de siete organizaciones no gubernamentales defensoras de DDHH, divulgó un video este viernes donde muestran el claro incumplimiento de una resolución del Ministerio de Interior, por parte de funcionarios de los cuerpos de seguridad al reprimir las protestas opositoras.

Dice el artículo 21 de la resolución 113 del Ministerio del Interior, vigente desde el 18 de abril de 2011, lo siguiente:

“(Los efectivos en funciones de contención de manifestaciones y orden público) extremarán las precauciones para el uso de agentes químicos en forma estrictamente localizada y se abstendrán de propulsarlos en forma directa contra las personas, evitando sus consecuencias letales o lesivas. No emplearán la fuerza contra las personas que se retiren o caen mientras corren y que no participan en actos violentos salvo la estrictamente necesaria para efectuar una aprehensión en caso de flagrancia en la comisión de un delito”.

Las ONG Sin Mordaza, Redes Ayuda, Provea, Civilis, Acción Solidaria, Excubitos y Laboratorios de Paz además presentaron un comunicado que denuncia las violaciones de derechos humanos, y de los parámetros internacionales de contención de manifestaciones.

Según reseña El Nacional, las ONGs afirman que la GN y la PNB son los cuerpos de seguridad que más recurren al uso de las bombas lacrimógenas y perdigones para causar daño y no para disuasión y disolución de protestas.

“Una de las cosas que se evidenciaron en la manifestación del 26 de abril fue que los participantes no solo fueron dispersados, sino que fueron perseguidos por policías armados con perdigones, escopetas de bombas y tanquetas de la GN, y fueron acorralados por las calles que suben hacia Altamira, dijo Melanio Escobar, de Redes Ayuda.

“Usar una bomba lacrimógena como proyectil contra los manifestantes representa un delito sancionado en el ordenamiento jurídico y no es eximido con la excusa de la obediencia debida”, advierten en el documento.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente