Tras 65 días de resistencia y protestas pacíficas ininterrumpidas en las calles de Venezuela, a la par de una intensa presión de la comunidad internacional contra el régimen venezolano, el líder venezolano y preso de consciencia Leopoldo López, vulneró la censura de la dictadura en Ramo Verde y envío un mensaje en vídeo en el que insta al pueblo venezolano a mantener firme la protesta de calle permanente, afirmando que “solo así lograremos conquistar la libertad y la democracia”.

El vídeo es una respuesta pública a la visita que, según informó el mismo Leopoldo López, le realizó el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero en compañía de la canciller venezolana Delcy Rodríguez y el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez. “El presidente Zapatero fue autorizado a ingresar a Ramo Verde y sostuvimos una conversación con mucho respeto (…) Asumí el riesgo de enviar este primer video porque quiero sepan directamente mi posición sobre la calle”.

Fotografía de archivo del 15 de noviembre de 2014 del opositor venezolano Leopoldo López en la ventana de su celda en la cárcel Ramo Verde en la ciudad de Los Teques (Venezuela). EFE/MIGUEL GUTIERREZ

A continuación, reproducimos el mensaje de Leopoldo López, quien lleva 3 años y 3 meses preso injustamente por la dictadura encabezada por Nicolás Maduro, manteniendo durante todo ese tiempo firme su llamado a conquistar la democracia en las calles de toda Venezuela:

“Quiero expresar mi más profundo reconocimiento y admiración a los cientos de miles de venezolanos que han salido a las calles a protestar legítima, pacífica y constitucionalmente por la democracia y la libertad de nuestro pueblo.

A los jóvenes venezolanos quiero darles mi reconocimiento. Ustedes están en la vanguardia de esta lucha. A los que salen con sus escudos, a los que auxilian con sus conocimientos de medicina, a los que están defendiendo las marchas pacíficas mi profundo reconocimiento.

La rebelión, la resistencia y la protesta son legítimas. Hay dos razones que la legitiman, históricamente ha sido así. Primero: enfrentar a un gobierno déspota, tiránico, que humilla a los ciudadanos. Y segundo: cuando un gobierno no tiene la capacidad para darle respuesta a los problemas de los ciudadanos. Hoy esas condiciones se cumplen en Venezuela. El despotismo, la tiranía, la represión, el abuso de poder y por otra parte la escasez, la inflación, la inseguridad, el deterioro de todos los servicios públicos. El colapso general de Venezuela justifica, ambas razones, que hoy el pueblo esté en las calles pidiendo libertad.

A toda Venezuela mi invitación es a que continúen en las calles con firmeza, con determinación. Siempre pacífico, pero permanente. Una lucha que no puede cesar hasta que logremos la victoria, una protesta que tiene que estar en todos los lugares, en todas partes, en todo momento. Solo así lograremos conquistar la libertad y la democracia.

Hoy más que nunca está planteada una lucha crítica, estamos en un momento histórico de nuestro país. Y yo estoy seguro que vamos a salir airosos, vamos a salir victoriosos, pero sobre todo quiero decirles a todos los venezolanos nuestro más profundo compromiso con lo que va a venir después del cambio, es una Venezuela libre, democrática, en donde todos los derechos sean para todas las personas. En donde no haya exclusión, en donde podamos superar la pobreza, en donde el Estado haga lo que le corresponde y deje de hacer lo que no le corresponde. En donde exista pluralidad, en donde se puedan escuchar todas las voces, en donde los venezolanos de todas las edades puedan tener oportunidades y sobre todo donde los jóvenes puedan proyectarse hacia un mejor futuro.

No le tengamos miedo al futuro. Tengamos la certeza de que estamos del lado correcto de la historia. Tengamos la certeza de que estamos avanzando en el camino que hoy corresponde luchar y mañana nos corresponderá construir esa mejor Venezuela.

Hagamos honor a nuestro himno: Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó. Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó.

Allí está en nuestro himno nacional la actitud que debemos de seguir, pero también está el destino que vamos a tener.

Lograremos la victoria, lograremos la libertad y lograremos la democracia.

Que Dios bendiga a Venezuela, que Dios bendiga a todos nuestros hijos que hoy están en las calles luchando. Que Dios bendiga a nuestro futuro: todos los derechos para todas las personas.

Fuerza, hermano. Fuerza, hermana. Fuerza y Fe. FUERZA y FE.

Y hoy más que nunca estemos claros: EL QUE SE CANSA, PIERDE; quienes tenemos la razón no podemos cansarnos.

Avancemos hacia adelante por Venezuela, por nuestro futuro, por la libertad y por la democracia”

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente