Vidrio de madera

317

En este momento la ciudad vive una confrontación de conceptos en temas de actualidad que podrían costarle al distrito los recursos de muchos años, sin incluir lo que ya le ha valido en su desarrollo urbanístico, movilidad y en materia de turismo.

El desalojo de edificaciones con base a una advertencia del Fiscal General de la Nación al alcalde, y que soporta un estudio de la Universidad de Cartagena donde se habla de vulnerabilidad en los edificios construidos por la organización Quiróz, no ha permitido mostrar una solución al caso con o sin desalojo.

El llamado de la Unesco fue claro: “Cartagena saldría de la lista de Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad en la que fue incluida en noviembre de 1984 si el gobierno no toma las medidas necesarias que impidan la construcción del Edificio Aquarela en el barrio Torices”. Debe tener una valoración de Cartagena sin ser patrimonio de la humanidad y de la posible demolición y demanda de los inversionistas.

La advertencia del presunto traslado de la base naval fuera de la ciudad por la comisión del plan del concejo y un editorial de El universal no ha tenido manifestación pública de la administración, alta jerarquía política y gremios económicos, dirigida al presidente de la república donde se aclare que no nos oponemos al traslado, pero solicitamos que se efectúe en terrenos de la ciudad para evitar inconvenientes de orden laboral, económico, seguridad y de atención en salud.

Esos tres tópicos presentan en común una interpretación amañada, fallida o confundida de normas por la desactualización del POT y del PEMP con el urbanismo y dinámica de las ciudades modernas y sostenibles, llevando a que funcionarios permitieran o validaran, certificaciones y decisiones que hoy cuestan en moral, economía y competitividad.

Estas decisiones definidas por servidores públicos y alcaldes no pueden separarse de la alta influencia y autores ideológicos de algunos inversionistas que inducen pecaminosamente bajo las fuerzas del gremio en las comunicaciones o con dádivas y ofrecimientos. La ausencia de resultados en investigaciones también es fruto del acuerdo y silencio de miembros del poder judicial que ‘truequearon’ espacios laborales para familiares y amigos, y la supremacía de ministerios y personajes del orden nacional sobre nuestros gobernantes.

Universidades, gremios, asociaciones, escritores, lideremos un gran trabajo y reunámonos en bloque con las personas que ustedes designen para dialogar, visitar, evaluar y presentar propuestas a 20 años sobre el plan maestro de vías y puentes, centros de salud, revisión del personal y convenios al frente del POT y del PEMP, políticas del espacio público entre otros temas que necesita esta capital. Es hora de que juntos elaboremos un documento que deben firmar quienes quieran aspirar a ser alcaldes de la ciudad, eso sí, conscientes que Cartagena está despedazada por el egoísmo, las críticas sin propuestas y los intereses fraccionados.