Las generaciones que están llegando a la educación (Millenials o Centenialls) son nativos digitales, los que los hace muy independientes a la hora de acceder a la información, más visuales y mediáticos y exigentes ya que están acostumbrados a obtener todo con inmediatez. Para ellos, los profesores ya no son su principal fuente de información, por lo que un docente que quiera llamar su atención, requiere de nuevas metodologías y lenguajes para responder a sus aptitudes, competencias e intereses.

“Los profesores deben aprender a utilizar todas las herramientas como mediaciones para que el sujeto se construya” afirma Olga Ramírez, Decana de la facultad de Educación de la Fundación Universitaria del Área Andina, sobre todo en este momento, pues tienen el reto de entender y trasmitir conocimiento a estudiantes cuyas actividades y comportamientos han sido transformados por la tecnología. “Les toca el camino más largo, porque el joven que llega a las aulas es de esta era, mientras que los profesores son de una generación muy diferente, al trabajar con Millennials y Centennials tienen la obligación de prepararse y cualificarse” manifiesta la Decana.

Ahí es donde la estrategia metodológica de la educación virtual entra a jugar un gran papel, no sólo le otorga al docente nuevos conocimientos frente a un saber disciplinario, sino que le permite interactuar con una herramienta tecnológica que puede usar en el aula de clases y llegar con nuevos recursos al encuentro con sus estudiantes. Tal vez por esto, las especilizaciones virtuales en docencia están en auge, ya que les permite tanto capacitarse y actualizarse, como adentrarse a los nuevos lenguajes.

De ese incremento puede dar fe la Fundación Universitaria del Área Andina que ofrece tres especializaciones para estudiar en la modalidad virtual en el campo de la docencia. “Estos posgrados responden a las necesidades de formación de maestros en ejercicio que buscan formación avanzada” dice la Decana. Pedagogía y Docencia es una de las tres “y tiene que ver con el ejercicio y empoderamiento de la profesión docente” esta especialización le da herramientas al docente y permite que el maestro se ponga en escena junto con el estudiante en la construcción de un conocimiento, dentro de unas características precisas del ciudadano que requiere el país en el siglo XXI.

Por su parte, la especialización en Gestión Ambiental, responde a una política importante en este momento: el cuidado del medio ambiente, tema que cada vez se vuelve más relevante en los jóvenes. “Un especialista que curse este posgrado tiene tres campos epistemológicos en su formación que son la gestión, como método a través del cual se puede relacionar con su entorno, el medio ambiente y su comprensión en todo lo que ello implica, no solo el cambio climático sino también la mitigación de los riesgos, y la educación como elemento para formar un ciudadano consciente del cuidado”, Explica Olga Ramírez. Es una especialización muy interesante en la medida en que capacita el docente en un tema sensible y de interés para sus estudiantes.

Por último, Areandina ofrece la especialización en Informática Educativa. Esta se relaciona a uno de los objetivos del milenio y es el uso de las tecnologías de la información y la comunicación que le permite a los nuevos ciudadanos relacionarse con una mirada local en un contexto global, “es decir el adecuado uso de las tecnologías de la información y la comunicación dentro del marco del nuevo relacionamiento del orden mundial”. Concluye la académica.