Gonjiam: Hospital Maldito: dirigida por Beom-sik Jeong, está situado en uno de los lugares más embrujados de Corea: el Hospital Psiquiátrico de Gonjiam. La película fue grabada por los mismos actores, pues cada uno tiene una cámara que permite al espectador ver todos los aterradores sucesos desde la misma perspectiva de los protagonistas. Hospital Maldito es más que todo una atractiva propuesta del estilo de The Blair Witch Project (1999) que llega a las salas de cine en Colombia el 13 de diciembre.

Gonjiam: Hospital Maldito cuenta la historia del suicidio masivo que llevaron a cabo los pacientes de este hospital en 1979, evento que provocó la misteriosa desaparición del director del asilo. Ahora, un grupo de jóvenes de un programa de terror deciden adentrarse en el lugar con la esperanza de grabar algunos fantasmas. Sin embargo, conforme pase la noche se irán revelando oscuros y tenebrosos secretos.

El terror coreano ha estado atemorizando a las audiencias desde los finales de la década de los 90. Se caracteriza por enfocarse más en el sufrimiento y angustia de los personajes que en la sangre y las tripas. Whispering Corridors, la película estrenada en 1998, comenzó el fenómeno que convertiría a Corea del Sur en uno de los países más emblemático del género del terror. Desde entonces, el país ha producido algunas de las películas más escalofriantes, horripilantes y visualmente únicas del mundo. Estas son las películas más representativas del terror coreano.