Viviendas que superan a hoteles de lujo atraen la mirada de inversionistas de toda América Latina hacia el Sur de la Florida

Con un alto número de visitantes, el Sur de la Florida continúa consolidándose como un mercado de alta proyección para invertir. Evidencia de ello lo demuestra la cifra récord de 15,5 millones de visitantes que recibió Miami el año pasado, según reporte de la Greater Miami Convention & Visitors Bureau.

244

A la fecha, el Sur de la Florida además de ser considerado uno de los principales destinos turísticos, es catalogado como uno de los cinco mercados más atractivos para los inversionistas, en ocho de las diez más grandes regiones del mundo. Esta tendencia, se debe en su mayoría a la gran variedad de productos inmobiliarios presente en la zona, los cuales han sido creados por famosos diseñadores para ofrecer comodidades ajustadas a las exigencias de todo tipo de compradores.

Entre esta variedad de ofertas de bienes raíces en el Sur de la Florida, se han empezado a consolidar como principal atractivo de inversión aquellas viviendas que combinan el confort de un hogar con el trato especial que se puede conseguir en las grandes cadenas hoteleras.

Según Liliana Páez, directora ejecutiva de Key International Sales, “Desde The Harbour hemos identificado que estos proyectos atraen la mirada de los compradores latinoamericanos ya que les hace sentir que viven unas vacaciones permanentes en una comunidad estilo resort, con un menú de servicios que se pueden encontrar en los mejores hoteles de lujo de cualquier parte del mundo, en otras palabras, se trata de una experiencia cinco estrellas en condominios con valores desde los $ 500,000 dólares”.

Para estos inmuebles, la distribución en inversión por parte de compradores de América Latina para el 2017 se proyecta de la siguiente manera: Argentina 23%, México 15%, Colombia 10%, Brasil 9%, Perú 6% y Chile y Venezuela con un 4%.

Por su parte, estos compradores latinoamericanos de finca raíz en el Sur de la Florida, continuarán sobrepasando el 50% de las adquisiciones de inmuebles en esta región, por encontrar en este mercado una estabilidad económica y una ubicación estratégica.

Zonas como las del corazón de North Miami Beach y Aventura están recibiendo proyectos de este tipo, con torres residenciales con vistas a lagos y complejos  acuáticos. Uno de estos proyectos es The Harbour que ejemplifica las características de esta nueva tendencia. Entre las particularidades más llamativas de este proyecto se encuentran:

  • Rutas de aromaterapia que recorren casi cinco acres, cada uno con aromas diferentes que buscan aumentar el bienestar, la salud y la comodidad de las personas.
  • Jardines botánicos.
  • Ubicación frente al mar con acceso a comodidades como el Beach Club y el Aqua Club, para practicar canotaje, windsurf, paddleboarding y vela.
  • Restaurante bar con un menú orgánico compuesto por jugos, batidos y ensaladas totalmente frescos, entre otros.
  • Instalaciones deportivas que incluyen canchas de tenis, de fútbol, baloncesto, racketball y parques acuáticos para niños.

De igual manera, por su ubicación, existe otra serie de atractivos al exterior de la residencia, que incluyen reconocidos restaurantes y tiendas, campos deportivos y parques naturales como Sunny Isles Beach o el parque Greynolds, entre otros.

Sobre los compradores latinos, Páez añade que “son reconocidos por su buen gusto y porque saben qué tipo de inmuebles buscan para satisfacer sus necesidades y requerimientos”. Por otra parte, agrega que “América Latina siempre ha sido una región dominante para invertir en bienes raíces en el Sur de la Florida, y a pesar de los desafíos políticos y económicos que enfrenta, la demanda de parte de los latinos sigue activa y no dejan de ver a este mercado como un valor a largo plazo”, concluyó Páez.   

En el Sur de la Florida, se ha puesto en marcha una inversión de miles de millones de dólares en construcción e infraestructura para seguir respondiendo a la demanda que atraerá capital latino, el cual continuará buscando un refugio seguro en mercados de estabilidad a largo plazo y con alta proyección.