Imagine a un niño que a los 18 meses ya podía leer el periódico The New York Times, y que a los ocho ya hablaba de manera fluida el francés, alemán, ruso, turco, armenio, hebreo y latín, además del inglés, su lengua materna. En total, ocho idiomas distintos.

Parece increíble para casi cualquier humano, sobre todo por la complejidad de las lenguas en cuestión, pero esto fue posible para el entonces niño Williams James Sidis, nacido en Nueva York k, 1 de abril de 1898 , hijo de dos inmigrantes rusos-judíos.

William, desde pequeño dio muestras de su mente superdotada, pues además de hablar ocho idiomas, inventó uno propio llamado ‘vendergood’, mimos que con los años los lingüistas estudiaron y calificaron como muy completo y correcto.

eistein sidis

Hazañas

Entre las proezas documentadas de este niño prodigio, se cuenta que pasó el curso de tercero de primaria en solo tres días, aprendiendo todas las lecciones que este contemplaba.

Antes de cumplir los 8 años de edad, William ya había escrito cuatro libros (dos de anatomía y dos de astronomía), además de pasar los cursos de admisión para el MIT (Massachusetts Institute of Technology).

Los logros continuaron en sus primeros años de vida, pues a los 11 entró a la Universidad de Harvard y a los 16 se graduó de la carrera de medicina. Una anécdota cuenta que un día llegó a una biblioteca y pidió que le dieran todos los libros que allí había de la lengua portuguesa.

Se retiró hasta la noche, tras haber leído en portugués todo el día. La mañana siguiente presentó un examen en esa lengua, el cual aprobó con calificación perfecta, acreditando que dominaba dicho idioma. Cuando murió, a sus 46 años, William dominada 40 lenguas.

De acuerdo con una prueba de coeficiente intelectual, aplicada Williams James Sidis por un psicólogo, la estimación fue de entre 250 y 300 puntos. Muy por encima de la obtenida por genios como Einstein (160 – 180) o Stephen Hawking (160). El promedio normal es de 90 a 110 puntos.

Pese a su probada capacidad intelectual, William no destacó al nivel de otros genios. Murió el 17 de julio de 1944, hablando 40 idiomas distintos de manera perfecta y tras haber terminado siete carreras universitarias.

Su vida ha sido motivo de curiosidad y análisis durante muchas décadas, sobre el tipo de desarrollo educativo que William James Sidis recibió de su familia. Su madre fue licenciada en medicina y su padre fue licenciado y medicina y filosofía, autor de varios libros.

Es al padre de William, Boris Sidis, es a quien se le atribuye haber aplicado sus conocimientos de psicología para potenciar la capacidad intelectual de su hijo. La vida del joven prodigio ha sido motivo de libros, así como de una cinta de 1997 titulada ‘Good Will Hunting’, protagonizada por Matt Damon y Robin Williams.