En Colombia, uno de cada 5 estudiantes no continúa estudiando después de la primaria y La Guajira, históricamente, ha sido uno de los departamentos que reporta el mayor número de niños desescolarizados. En el marco de un proyecto implementado por World Vision y Unicef fueron caracterizados más de 200 niños que no han accedido al sistema educativo en Riohacha; y realizan jornadas de sensibilización con sus familias para que no se les siga vulnerando el derecho que tienen a la educación.

Por razones de seguridad, movilidad, falta de cupos, entre otras razones; gran parte de la población en este departamento del Caribe sigue sin tener un puesto en las aulas de clase, exponiéndose a diferentes situaciones de riesgo. Precisamente, padres, madres y cuidadores fueron informados sobre los peligros que pueden surgir si un estudiante no accede y permanece en el sistema. “Es importante que sepan que son más vulnerables a la explotación laboral, a la violencia sexual, a la delincuencia común, a múltiples factores que inciden negativamente en el desarrollo de los niños”, aseguró Inmaculada Fernández, Gerente Regional de World Vision Colombia.

En los talleres, además de suministrar información referente al proceso educativo que debe recibir la niñez y adolescencia, las familias han tenido la oportunidad de ser partícipes en actividades lúdicas, recreativas y pedagógicas que tiene el propósito de mejorar las relaciones entre padres e hijos, afianzar sus vínculos afectivos y motivar el deseo de no interrumpir la asistencia a los colegios. “Agradecemos el apoyo que estamos recibiendo y ojalá que esto llegue a oídos de nuestros representantes para que nos abran las puertas y permitan que nuestros hijos sean educados”, dijo Rosiris, una de las madres participantes.

Luego de estos talleres con familias de niños no escolarizados, se espera hacer un acercamiento a las secretarías de educación municipales para comprometer a los secretarios, alcaldes y representantes de gobierno en abrir las plazas que garanticen el puesto de todos estos niños y niñas en las instituciones educativas del departamento.