Los caballos en libertad nacen, viven y mueren sin herraduras. Algunos viven en los pastos verdes y montañas de America, otros en el desierto árabe o en los pantanos de la Camargue.

Unos tienen que recorrer grandes distancias cada día para encontrar comida y los otros no se mueven más de lo necesario – apenas 2km al día.

Los cascos se adaptan a los diferentes estilos de vida de los caballos sin necesidad de intervención humana.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente