El director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, planea integrar los servicios de mensajería WhatsApp, Facebook Messenger e Instagram, según han comentado cuatro personas familiarizadas con la situación al diario estadounidense The New York Times.

Esta medida supondría reconfigurar el funcionamiento de esos tres estos servicios “en sus niveles más básicos”. Aunque mantendrían su operatividad como aplicaciones independientes, unificarían su infraestructura de mensajería y todos incorporarían encriptación de extremo a extremo.

Si este cambio se concreta, un usuario de Facebook podrá enviar un mensaje cifrado a alguien que solo tiene cuenta en WhatsApp, algo que hoy en día resulta imposible.

Este medio señala que el objetivo de Zuckerberg sería “mantener” a sus miles de millones de usuarios “altamente comprometidos dentro del ecosistema” de Facebook y contribuir a la monetización de sus servicios. Facebook se encontraría en las primeras etapas para llevar a cabo este cambio, que se podría completar a finales de este año o principios de 2020.

Esta iniciativa supone “un fuerte cambio en la postura” del fundador y director de Facebook quien, al adquirir WhatsApp e Instagram, les prometió “mucha autonomía” respecto a su empresa matriz, destaca The New York Times.

Sin embargo, una de las fuentes de ese diario ha indicado que el hecho de que ambos servicios “hayan crecido enormemente” ha provocado “un cambio en el pensamiento” de Zuckerberg. En concreto, el empresario “ahora cree que una integración más estrecha beneficiará a toda la ‘familia de aplicaciones’ de Facebook a largo plazo, al hacerlas más útiles”.

Mark Zuckerberg habría promocionado esta idea en su empresa a finales del año pasado, una situación que habría provocado conflictos internos entre sus empleados. Además, su deseo plantea preguntas sobre el modo en que las aplicaciones compartirían los datos de sus usuarios, ya que en actualidad esos servicios solicitan distintos tipos de información a la hora de registrarse.