El gigante agroquímico y farmacéutico alemán Bayer tiene previsto invertir alrededor de 5.000 millones de euros (5.635 millones de dólares) en los próximos diez años en la búsqueda de alternativas al polémico herbicida glifosato, anunció hoy la empresa de Leverkusen.

El grupo alemán subrayó que el glifosato seguirá desempeñando un papel importante en la agricultura y en la gama de productos de la empresa. Sin embargo, Bayer quiere desarrollar métodos alternativos a este herbicida.

El glifosato es un problema cada vez mayor para Bayer. La compañía se enfrenta a una ola de demandas en Estados Unidos por posibles daños a la salud por culpa del glifosato, y lleva perdidos ya tres juicios.

Recientemente, un jurado estadounidense concedió una indemnización por daños y perjuicios equivalente a casi 1.800 millones de euros a una pareja de jubilados que había desarrollado cáncer y culpaba a un herbicida de Monsanto, filial de Bayer, que contenía glifosato. Sin embargo, las sentencias aún no son firmes y Bayer presentó recurso a todas ellas.

En paralelo, la compañía de ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn anunció que buscaría la forma para prescindir del glifosato en el mantenimiento de su red ferroviaria.

«Junto con el Ministerio Federal de Medio Ambiente, queremos poner en marcha un proyecto de investigación para encontrar formas efectivas de operar los 33.000 kilómetros de la red ferroviaria sin glifosato y, por lo tanto, de una manera segura y respetuosa con el medio ambiente», declaró al semanario económico «Wirtschaftswoche» Ronald Pofalla, miembro de la junta directiva de la Deutsche Bahn.

Según el medio, la empresa de propiedad estatal es el mayor comprador individual de glifosato en Alemania, con alrededor de 65 toneladas anuales.