Daniel Ortega mancha el nombre de Sandino

489
augusto-cesar-sandino

Augusto César Sandino nació el (18 de mayo de 1895 en Niquinohomo, Masaya, Nicaragua y falleció el 21 de febrero de 1934, en Managua). Fue un político y revolucionario nicaragüense, “encabezó un ejército irregular que luchó contra la ocupación de tropas estadounidenses en Nicaragua entre 1927 y 1934”. Fue el General del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua (EDSN).

El escritor francés Romain Roland lo citó como “General de hombres libres”. La Nobel de Literatura, Gabriela Mistral dijo: “Nicaragua no tiene más que dos hombres: Rubén Darío y Augusto Sandino”. Desde abril del 2018 gran parte de la ciudadanía, se ha desbordado a protestar para que Nicaragua vuelva a respirar, Sandino es admirado por todo el mundo, “cuando los ejércitos antiimperialista de China entraron en Pekín portaban en alto el retrato de Sandino”. En el propio Washington, se aceptó que Sandino no era un bandolero, si no un patriota. “No cabe discusión ante las realidades humanas”, dijo el general Feland en el Congreso.

El pueblo nicaragüense, encabezado por los valientes universitarios, aplican el ideal de Sandino cuando dijo: “Yo me haré morir con los pocos que me acompañan, porque es preferible hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos”. La coacción que ha vivido Nicaragua en los últimos 10 meses ha causado dolor a todo un pueblo que llora y sufre por manía de la dinastía Ortega-Murillo. Por muchos años se han burlado del pueblo nicaragüense, Sandino luchó por digna soberanía, si él y su pequeño ejército vencieron las tropas norteamericanas, el pueblo unido también podrá vencer la actual dictadura.

Este insano gobierno usa un lenguaje de absoluta simulación; habla de paz, reconciliación y solidaridad, lo que realmente aplica es lo contrario, el pueblo ha marchado cívicamente, ellos han provocado el derramamiento de sangre, con los pocos estultos seguidores que les quedan, ellos mismos han destruido muchas infraestructuras, y todavía tienen el descaro de culpar marcadamente a los estudiantes.

Estos jóvenes han aplicado el idealismo de Sandino: “Nosotros iremos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte; y si morimos, no importa, nuestra causa seguirá viviendo. Otros nos seguirán”. La imprudencia que ha hecho este gobierno, con encarcelar a centenares de jóvenes y no detener la represión, inspira cada día a que el pueblo levante altamente su voz, la persistente lucha nicaragüense es admiración de todo el mundo, es un ejemplo para los demás países que viven en las negras autarquías.

Daniel Ortega mancha el nombre de Sandino, es un descaro usar su imagen y hacerle creer al pueblo que sus ideas son contenidos de los ideales de Sandino. La lucha del general fue noble y para el bien de la patria, no como él, que solo piensa en su numerosa familia y leales allegados.

Hoy, no es un “loco”, el que se ha levantado, es toda la ciudadanía que se cansó de tanta injusticia que ha vivido, son miles los que no tienen un empleo digno, son miles los que diariamente salen de Nicaragua a dar pena a las demás naciones, son miles los que han vivido aguantando innumerables humillaciones por sus indignantes decisiones. ¡Basta ya, no más violencia, no más crueldad entre los mismos paisanos, no más muertes sin razón!. Renuncien al poder, así podrán disfrutar del dinero que le han saqueado a toda Nicaragua, son la contaminación de toda la población, son mortal epidemia continental únicamente superada por Cuba.

Por: Carlos Javier Jarquín
carlosjavierjarquin
Escritor y poeta