Por todos, Diciembre es el mes más esperado de todo el año, es de júbilo contagioso, por muchas razones; tenemos vacaciones, estrenos del fin de año, intercambio de regalos, el jolgorio de la familia es inacabable: unidos, en gozo, paz, euforia  y amor. El  ambiente navideño en todos los hogares es un verdadero ensueño, Nochebuena  es para revivir y compartir todos los momentos preciosos que cada uno vivió durante todo el año y para recordar con mucho aprecio aquellos, que se nos han adelantaron al mundo ignoto. Hay parejas de novios que tienen la costumbre de casarse para estos días ya que es la ocasión perfecta porque se encuentra toda la familia reunida y unida.
Los pequeños del hogar, quizás son los más felices cada que llega navidad es la fecha propicia para recibir sus más finos juguetes, afortunado es el adulto que vivió navidades inolvidables  en su infancia.

Miles de niños en el contorno del planeta tierra no han tenido, ni tienen el fantástico privilegio de tener una navidad dulce y amorosa. Para ti niño/a deseo que tengas una navidad memorable, de todo corazón que este año tengas la fiesta  más bella de tu vida, te lo mereces y Dios cumplirá el de deseo de tu corazón. ¿Qué es navidad?. Es celebrar y recordar el natalicio del Maestro y Profeta, Jesús de Nazaret que nació en un pesebre el 25 de diciembre (según la historia), autor de la célebre cita, “porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden”.

Él ha sido el hombre más gentil y extraordinario, y sabio que ha existido en la historia de la humanidad: “Jesús de Nazaret o Jesucristo es la figura central del cristianismo y una de las más influyentes de la cultura occidental. Según la opinión mayoritariamente aceptada en medios académicos basada en una lectura crítica de los textos sobre su figura, Jesús de Nazaret fue un predicador judío que vivió a comienzos del siglo I en las regiones de galilea y Judea y fue crucificado en Jerusalén en torno al año 30 bajo el gobierno de Poncio Pilato”.

En la actualidad Navidad es sinónimo de negocio, navidad es para disfrutar exquisitos alimentos en familia y amistades, es para reflexionar de lo bueno y desagradable que vivimos en el transcurso del año, no es para ahogarse en el licor u otro vicio como lo hacen muchos, es para agradecerle a Dios por todo lo que nos ha dado, y que mejor oportunidad para hacerlo en unión de la familia, son días de amor y reconciliación. Feliz navidad y que se multiplique tu ventura y que en tu vida respire por siempre la fidelidad de la verdadera gracia de tu existencia.

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
El chico poeta