Muchas son las dificultades de los agricultores y el campo: precios impuesto por las grandes cadenas de producción, ventas a pérdidas, dispersión de la oferta, productos importados que no cumplen las normas fitosanitarias y muchos más.

Preocupante es que periodistas de renombre como Carlos Javier Jarquín, de Costa Rica se haga eco de este problema en España.

Lea también: Los derechos del campesino son invisibles

Alemania nos ha señalado como un claro ejemplo de país en el que se atentan los estándares socio laborales de forma evidente, a pesar de la excepcional calidad de nuestro producto del que exportamos más de 2.000 millones de kilos.

Un problema que se agrava con el COVID, en donde se juegan con millones de vidas humanas.

Vamos a profundizar más en este problema tan grave, en el que se engañan a trabajadores, temporeros y empresarios del sector frecuentemente.

Son cientos, miles de empresarios a los que el bienestar de sus trabajadores es tan importante como la calidad de sus productos, en este artículo cita a algunos destacados por ello, frente a un escaso número de desaprensivos a los que se denuncia desde aquí.

Las intervenciones de verdaderas mafias de diferentes que campan en esas lides con verdadera impunidad.

Incluso estas pueden llegar a manipular a algunas empresas que pueden caer en sus engaños.

Estas mafias emplean la figura del “encargado “, en Italia conocido como “carporalato”, intermediarios entre el agricultor y los trabajadores, que ofrecen a plantillas completas «, que se quedan con una parte importante del salario de trabajador y los explotan laboralmente.

Este sistema en Europa puede llegar a mover más de 24.500 millones de euros, lo que supone un 12,80 % del volumen total del sector de la agricultura.

Relativo a las ETT´s , que su uso, especialmente se incrementado , al menos en la agricultura de un 12 % a un 35 % genera no pocos problemas, también,  tanto al trabajador como al empresario que recurre a sus servicios, pues en caso de irregularidades  el responsable siempre es el empresario agrario.

A modo de ejemplo solo puedo citar la Operación Urofor, en la que la Guardia Civil detuvo a los responsables rumanos de una ETT, que captaba trabajadores de su país o de Moldavia, los traía a España con engaños y que había afectado, según la investigación a más de 600 personas.

Eso se hacía a través de páginas web en Rumanía y Moldavia, aunque también con la boca a boca en sus lugares de origen. La trama ofrecía puestos de trabajo en España bien remunerados. Sin embargo, al llegar la realidad era muy diferente. Eran alojados en viviendas en condiciones infrahumanas y del sueldo que los empresarios pagaban por su trabajo a la ETT, solo recibían una décima parte. El resto del dinero se lo quedaba la trama por los gastos del viaje, el alojamiento e, incluso, los alimentos, que les cobraban a precios abusivos. “Les llegaban a cobrar hasta tres euros por una botella de agua que valía 50 céntimos”, detallaba la investigación.

Algunos llegaban después de pasar varios días sin comer porque no les alcanzaba los 100 euros que les entregaban.

Este sistema hacía que esa organización se embolsar más de un millón de euros al mes, los cuales blanqueaba con la compra de inmuebles.

Afortunadamente en Aragón, como en España hay empresarios muy honestos, la mayoría, así como ETT, s que destacan por su buen hacer y entre los que se encuentran a modo de ejemplo Pipifruit, S.L., Asofrube, S.L., Cooperativa de Osso de Cinca, Saidifruit, S.C.L y tantas más o la ETT Quality Temporal del Grup Montaner y que cuenta con una antigüedad de casi cincuenta años y que se distingue por su profesionalidad.

Por: José Luis Ortiz