Causas que provocan dolor muscular

83

Tanto si os gusta el deporte como si no, seguro que alguna vez habéis experimentado dolor muscular. No es un daño insoportable pero es bastante incómodo y puede fastidiarnos durante un par de días. El dolor muscular (mialgia) ocurre cuando en un músculo o en varios a la vez aparecen microlesiones en las fibras , dando lugar a la inflamación de la zona y posteriormente a dolor. Podemos sentir dolores en un cualquier músculo tanto estriado como liso (músculo de los órganos) del cuerpo y puede durar desde uno o dos días hasta meses.

Suele ocurrir cuando el músculo es expuesto a un sobreesfuerzo o ha estado trabajando sin descanso durante mucho tiempo. Sin embargo, hay muchas causas que pueden desencadenar esta dolencia.

10 causas del dolor muscular

Si realmente queremos saber las causas de nuestro dolor muscular tenemos que irnos a los hechos antecedentes que lo produjeron, si es que lo sabemos claro. Puede deberse a…

1) Sobreesfuerzo del músculo: como ya dijimos antes, es la causa más frecuente y probable. Aparece cuando forzamos demasiado un músculo que no está acostumbrado a trabajar a esa intensidad. ¿Quién no ha tenido nunca agujetas?

2) Calambres musculares: ocurren cuando repentinamente se agarrota un músculo del cuerpo debido a que se contrae involuntariamente y es incapaz de relajarse solo.Los calambres también producen dolores en los músculos y aunque no duran mucho tiempo (a lo sumo unos minutos) son dolorosos e incómodos. Normalmente con un masaje de la zona se suele pasar y aliviar parte del dolor, una vez relajado no hace falta un tratamiento, a no ser que estos calambres sean consecuencia de otra enfermedad más grave.

3) Una enfermedad vírica. Algunas enfermedades producidas por virus pueden desencadenar dolores en los músculos, como es el caso de algunos tipos de gripes. Incluso pueden aparecer tras una vacunación (se nos introducen virus nuevos para nuestro cuerpo pero debilitados, lo justo para que nuestro sistema involuntario pueda fabricar defensas contra ellos. Las enfermedades infecciosas más comunes asociadas a dolores musculares son:

-La gripe (influenza)

-La malaria

-El dengue

-La triquinosis

-La enfermedad de Lyme

-La toxoplasmosis

4) Tensión muscular. Una tensión crónica del músculo o varios músculos puede derivar a una mialgia. Es común en personas que viven continuamente con estrés y tienden a contraer involuntariamente los músculos de cierta parte del cuerpo, no relajan los músculos como es debido y al final, tras permanecer mucho tiempo bajo la misma posición los músculos se acaban resintiendo. Suele aparecer en personas que conducen durante muchas horas o tienen trabajos en los que deben permanecer largo tiempo frente el ordenador o sentados. Para acabar con esta tensión es conveniente acudir a un especialista que nos deshaga los nódulos en los músculos mediante masajes.

5) Lesión en un músculo. Las lesiones pueden ser de varios tipos:

-Contusiones, es decir, golpes directos que recibe el músculo. En estos casos aparece en la zona afectada un maratón y se acaba pasando con el tiempo. Es común en deportistas que juegan a juegos donde se requiere contacto físico.

-Desgarros de fibras: ocurre un desgarro en las fibras de los músculos quedando toda la zona afectada. El dolor muscular es insoportable y se recomienda ir al médico para agilizar la cura.

-Tirón en el músculo. Es parecido a un calambre, solo que aquí no es el músculo el que se contrae solo si no como consecuencia de un movimiento corto e intenso que estábamos realizando, normalmente poco frecuente. Típico en deportistas que tienen que usar movimientos rápidos y ágiles como en tenistas y jugadores de bádminton.

6) Enfermedades inflamatorias reumáticas. En esta categoría existen muchas enfermedades reumáticas que pueden estar afectando a la persona. La principal característica de este tipo de enfermedades es que se produce una inflamación de las articulaciones, tendones, músculos y algunos órganos del cuerpo. Algunas de ellas son:

-Polimialgia reumática:

Una de las más relacionadas con el dolor muscular, que se concentra en la zona de la cintura y de la pelvis, hay un gran dolor y rigidez muscular. Los dolores ocurren durante todo el día pero suelen ser más intensos por la noche y por la mañana temprano.
-La espondilitis anquilosante. Es una enfermedad inflamatoria de origen reumático. Se caracteriza por la aparición de dolor en las articulaciones y rigidez en las vértebras de la espalda. Como consecuencia el paciente siente un gran dolor en la espalda que no consigue aliviar. Aunque no proviene directamente del músculo el paciente lo interpreta así al principio.

7) Enfermedades que afectan al sistema nervioso. Como en la esclerósis múltiple, Párkinson o el trastorno post polio.

8) Trastornos psicosomáticos. Tal vez el que está asociado en mayor grado con el dolor muscular es la fibriomialgia. Esta enfermedad es un conjunto de síntomas en los que la persona afecta siente un gran dolor de los tendones acompañado de puntos concretos dolorosos (los llamados puntos gatillo), fatiga continua, ansiedad e insomnio.

Como característica principal aquí la persona no tiene inflamación de los músculos ni hay un trastorno orgánico que subyazca, por eso, es considerada una enfermedad psicosomática. El tratamiento consistiría entonces en una combinación de terapia psicológica, fármacos y terapia a nivel físico. Es duro para los pacientes tener esta enfermedad porque físicamente no tienen nada pero ellos sienten que el dolor de los músculos les está matando, que curiosamente aumenta en gravedad con el estrés y malestar psicológico. Es importante tener en cuenta que no siempre aparece dolor en los músculos por el sobreesfuerzo de los músculos.

9) Algunos tipos de fármacos. En el caso de los fármacos basados en estaninas pueden producir dolor muscular debido a que la famosa coenzima Q10 (importante contra la lucha del colesterol) se reduce al tomarlas, produciendo también un debilitamiento muscular. Otros fármacos que se han comprobado que tienen un aumento del dolor muscular como efecto secundario son: el danazol, la cimetidina, la vincristina (usado en las leucemias), la cloroquina y la D-penicilamina. Las más seguras (que menos probabilidad tienen de producirlo) son la fluvastanina y pravastina.

10) Abuso de drogas. Está comprobado que abusar de drogas como el alcohol, la heroína y cocaína producen mialgias como una consecuencia de que el tejido muscular se necrosa.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente