El paleontólogo Edwin Cadena, investigador de la Universidad del Rosario, descubrió los primeros fósiles de un pterosaurio en el país. Este hallazgo es interesante, ya que estos reptiles han estado Jurassic Park, Pokémon Go y Los Picapiedra, entre otros.

Fósiles de los primeros reptiles voladores de Colombia, conocidos como pterosaurios, fueron descubiertos recientemente en Zapatoca, Santander, por Edwin Cadena, paleontólogo e investigador de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad del Rosario.

“Los pterosaurios fueron los primeros vertebrados en volar. Lo lograron varios millones de años antes que las aves o murciélagos actuales, surcando los cielos del tiempo de los dinosaurios”, explicó Cadena, al resaltar que “nunca antes se había descubierto este grupo de reptiles voladores fósiles en el país”.

En Suramérica se han encontrado restos fósiles de estos reptiles voladores similares al famoso pterodáctilo en Brasil, Chile y Argentina, principalmente.

“Por décadas paleontólogos colombianos habían intentado encontrar los primeros fósiles de este extinto grupo de voladores en nuestro país y su perseverancia tuvo finalmente recompensa”, dijo el paleontólogo de la Universidad del Rosario, líder de la investigación publicada en la revista Cretaceous Research, en cooperación con científicos británicos de las universidades de Leicester y Portsmouth.

El descubrimiento del pterosaurio tuvo lugar en Zapatoca, Santander, un lugar que como menciona Cadena es literalmente un “mar de fósiles”. Los restos fósiles encontrados pertenecen a partes de una mandíbula y de algunas extremidades, y similar a las aves actuales los huesos de los pterosaurios fósiles se caracterizaban por ser bastantes huecos, lo que les permitía ser más livianos y volar.

Este hallazgo es interesante, ya que estos reptiles han estado en películas como Jurassic Park, juegos como Pokémon Go y series animadas como Los Picapiedra, entre otros.

Para el paleontólogo e investigador de la Universidad del Rosario, este descubrimiento es una contribución al conocimiento de la paleobiodiversidad del país y una muestra de que aún hay mucho por explorar y conocer en el campo de la Paleontología en Colombia.