Los tiempos cambian constantemente, y cuando creemos que algo está definitivamente asentado, puede que en cuestión de años esto se modifique completamente y lo que en su momento era algo nuevo o eficaz, ahora sea viejo y obsoleto. Esto mismo ha sucedido en infinidad de casos, y los sistemas educativos son igual de permeables a los avances tecnológicos.

Para comprender de qué manera se modificó la educación, es necesario comprenderlo todo acerca del aprendizaje híbrido. En este artículo encontrarás información acerca de su significado, beneficios, y muchas cosas más.

¿Qué es el aprendizaje híbrido?

El aprendizaje híbrido es un método innovador que combina la capacitación presencial con una o varias virtuales a través de los dispositivos tecnológicos que usamos con más frecuencia, como puede ser una computadora o celular. Actualmente, los modelos más conocidos son:

  • De crianza: Con este, se prioriza más el aprendizaje presencial en los niños y a medida que crecen se los introduce a la formación virtual.
  • Sujetalibros: Los alumnos de primer y cuarto año asisten a clases presenciales y los de segundo y tercer año toman las clases online.
  • De rotación: Las clases son divididas en muchos grupos y estos rotan entre clases virtuales y presenciales.

Cabe destacar que los modelos variarán dependiendo de cada institución educativa y de la visión que tengan estas acerca del aprendizaje híbrido. Además, los aspectos centrales que juegan un papel fundamental son: la oferta tecnológica del instituto, y las limitaciones en cuanto al espacio físico que pueda existir. Ver más.

Sus 3 principales características

  1. Horarios: Tienen la facultad de ser sincrónicos/tiempo real, o asincrónico/cuando el alumno desee tomar la clase. Incluso puede equilibrar ambas modalidades.
  2. Lugar: Como hemos detallado, pueden ser de manera presencial o remota, algo muy positivo sobre todo para aquellos que viven lejos del establecimiento pero aun así quieren tomar las clases.
  3. Tipo de interacción: La dirección de la comunicación puede ser meramente unidireccional, bidireccional o multidireccional, y el tipo de vinculación va desde la no participación, la participación limitada y la alta participación. Este último suele ser el más recomendado por las habilidades sociales que pueden adquirir los alumnos.

¿Por qué es importante?

Si bien los actuales sistemas de aprendizaje funcionaron bien durante años y años, lo cierto es que todo cambia, y la educación no queda exenta de los avances tecnológicos que modifican los tiempos. Esto se debe a que el panorama estudiantil evoluciona en cuanto a las comodidades que puede ofrecer y la velocidad de enseñanza, y por eso a continuación detallaremos los 3 motivos por los cuales el aprendizaje híbrido se está imponiendo:

  • Cambian las preferencias de los estudiantes acerca de la forma en la que prefieren tomar las clases.
  • La pandemia sirvió para acelerar la adopción de las clases virtuales, y tanto los alumnos como los profesores tomaron conciencia de los beneficios que eso implica.
  • Los colegios y universidades que no estén de acuerdo con la modalidad en línea, deberán aceptar el cambio por las potenciales interrupciones físicas que pueden surgir en cualquier momento.

Cambios en las costumbres sociales

Prácticamente en todos los aspectos sociales están surgiendo cambios visibles acerca de cómo estamos relacionándonos con la tecnología. El querido y odiado internet se encargó de crear oportunidades de todo tipo en cuanto a la obtención de objetos y servicios, ya que no es nada extraño acudir a una cita médica virtualmente, comprar un objeto en línea, y demás actividades del estilo.

Lo cierto, es que estas innovaciones que luego adoptan las masas suelen comenzar como meras curiosidades carentes de sentido, pero luego de un tiempo, antes de darnos cuenta ya se convirtieron en la nueva normalidad. Muy poca gente, luego de comprar en línea por primera vez, pensó que ese modo se convertiría en el estándar a nivel mundial, y sin embargo es en donde estamos parados ahora.

El cambio educativo

En este mismo camino se dirige la educación híbrida/virtual, que no es algo netamente nuevo pero sí es real que no tenía el alto nivel de adopción de ahora y, por qué no, del futuro. Previo a lo sucedido con el Coronavirus, la enseñanza remota ya estaba ganando buena parte de terreno en las universidades más prestigiosas, pero lo sucedido con la pandemia aceleró muchísimo los tiempos.

Beneficios

Manejo total de los horarios: Pocas cosas son mejores para un alumno que poder manejar los horarios a su gusto, sobre todo cuando hablamos de educación superior que es cuando tienen oportunidades laborales y el sincronismo les puede presentar un obstáculo a la hora de realizar todas las actividades diarias. Con el modelo híbrido, el estudiante puede tomar las clases cuando quiera y así aprender de manera óptima y llevar al día las tareas, trabajos prácticos, etc.

Una buena prueba de esto, es que varias encuestas de este año arrojaron que más del 70% del alumnado está convencido de que manejar sus horarios hará la diferencia a la hora de aprender más y aprobar mayor cantidad de materias.

Los estudiantes ganan autonomía: En las aulas tradicionales, los profesores están a cargo del manejo total de lo relacionado a las materias que enseñan, mientras que en la enseñanza híbrida existe un mayor abanico de posibilidades. Si bien las clases deberán seguir siendo preparadas por maestros calificados, lo cierto es que buena parte del contenido será plena responsabilidad del estudiante de acuerdo a sus preferencias.

Este modelo híbrido fomentará además el ingenio resolutivo en el alumnado para encontrarles una respuesta a las dudas por sus propios medios. Cuando se les presenten interrogantes difíciles y puedan responderlos, sentirán cómo crece su habilidad de investigación.

Mayor optimización de los recursos: Para concluir con sus beneficios, es necesario destacar que esta forma mixta de aprender ayuda a que tanto los alumnos como los profesores optimicen el uso de los recursos y no malgasten nada. Como la gran mayoría de los jóvenes toman las clases virtuales desde la comodidad de su hogar, ahorra dinero en el traslado hasta el recinto educativo al igual que los educadores.