Un grupo de científicos de la Universidad College London afirmó que el asteroide que impactó la Tierra hace 66.000.000 de años lo habría hecho en el ángulo “más mortal posible”.

“Para los dinosaurios, el peor de los casos fue exactamente lo que sucedió”, expresó el profesor Gareth Collins, líder del estudio.

Los expertos afirmaron que el planetoide habría chocado a un ángulo de aproximadamente 60 grados, basándose en una simulación que habrían realizado.

Igualmente, sostuvieron que este hecho habría maximizado la cantidad de gases empujados hacia la atmósfera superior del planeta, lo que habría ocasionado un cambio en el clima.

Asimismo, aseguraron que una enorme cantidad de azufre habría tapado el Sol y, en consecuencia, habría suscitado un “invierno nuclear” que habría extinguido al 75% de las especies que poblaban la Tierra.

Por último, explicaron que habrían reproducido el cataclismo en base a datos geofísicos del cráter Chicxulub en México, el cual posee 200 kilómetros de ancho.