La edición 2021 del Consumer Electronics Show (CES), el mayor salón anual de electrónica de gran consumo, arrancó el lunes en formato completamente virtual, lejos de los casinos de Las Vegas, la ciudad que tradicionalmente lo alberga.

El gigante surcoreano Samsung, el fabricante chino de televisores Hisense y el alemán Bosch abrieron el evento masivo con conferencias de prensa sobre sus últimos productos para la vida cotidiana en el hogar.

Después de un año de pandemia, la gran feria tecnológica debe asumir el desafío de seguir siendo un lugar de encuentro, sin stands ni restaurantes.

El sitio web del CES ensaya en esta edición fórmulas como debates y ciertos eventos se transmitirán en vivo, incluso para el público general.

Los participantes presentan sus novedades electrónicas e inventos desde sus respectivos lugares en el mundo, por lo que en esta oportunidad invirtieron en su comunicación para sobresalir.

Pero son mucho menos numerosos que en años previos: están registrados unos 1.800 expositores, frente a los 4.000 de la edición de 2020.

Las empresas emergentes y las multinacionales han planeado enfocarse en el valor agregado de sus productos en tiempos de pandemia, tanto para empresas como para particulares.

Después de la “health tech” (tecnología de la salud), muy presente en la edición pasada, esta vez es la “covid tech” la que está de moda, con termómetros conectados y robots desinfectantes para oficinas y otros lugares públicos.

“Los artículos que fueron considerados divertidos el año pasado, como los purificadores de aire personales, se tomarán mucho más en serio este año”, señala el analista independiente Richard Windsor, autor del blog Radio Free Mobile.

El primer día está dedicado a la prensa. A partir del martes, los espectadores podrán hacer clic en los stands virtuales para ver videos de presentación y participar en conversaciones.

Algunos de los eventos de marketing más esperados se llevarán a cabo de todos modos, pero en línea. Entre otros, Audi lanzará su automóvil deportivo eléctrico y LG mostrará una gran pantalla curva para los entusiastas de los videojuegos.

La Consumer Technology Association (CTA), que organiza la feria, espera atraer a unos 100.000 asistentes.