La NASA anuncia este 26 de Octubre un “nuevo y emocionante descubrimiento” sobre la Luna

526

La NASA anuncia este 26 de Octubre un “nuevo y emocionante descubrimiento” sobre la Luna.

El descubrimiento presuntamente se hizo mediante el Observatorio estratosférico de Astronomía Infrarroja (Sofia) que trabaja en colaboración con la NASA.

Se trata de un avión Boeing 747 modificado con un orificio donde va acolado un enorme telescopio reflector con una ubicación desde donde se evita el 99% de la distorsión que provoca la atmósfera en los observatorios terrestres.

Estar instalado en un avión favorece que las observaciones sean más efectivas, contando con vuelos de 10 horas de duración.

Sofia permitió observar oxígeno atómico en la atmósfera de Marte por primera vez en 40 años, establecer la primera detección de una unión molecular en el espacio y ver colisiones de exoplanetas o los corazones de las galaxias, incluyendo una vista infrarroja de la Vía Láctea.

«La movilidad del observatorio permite a los investigadores ver desde casi cualquier lugar del mundo y estudiar eventos transitorios que a menudo tienen lugar sobre los océanos, donde no hay telescopios… Por ejemplo, los astrónomos de Sofía estudiaron eventos similares a eclipses de Plutón, la luna Titán de Saturno y el objeto MU69 del cinturón de Kuiper», señaló la agencia.

Cabe destacar que en esta oportunidad los descubrimientos están relacionados con nuestra Luna, gracias al material que lograron con el avión el 31 de agosto de 2018, durante un vuelo a 13.000 metros de altura, lo que permitió observar el espacio con claridad.

Ahora, luego de más de dos años de análisis, se publicarán las observaciones captadas en ese momento donde se confirma que hay agua en la Luna.

Confirman que hay agua en la Luna

En horas de la tarde de este lunes 26 de octubre, la NASA confirmó que hay agua la Luna, luego de trabajar en conjunto con el Observatorio estratosférico de Astronomía Infrarroja (Sofia).

«Esto indica que el agua podría estar distribuida por toda la superficie lunar, no solo en lugares fríos y en la sombra», explica la NASA en un video compartido en sus redes sociales.

El agua se detectó en el cráter Clavius, un gran cráter que está en el hemisferio sur de la luna y que es visible desde la Tierra.

Lo relevante del hallazgo es que apoya la hipótesis de que la presencia de agua no está limitada a las regiones frías y oscuras de la luna y podría estar distribuida por toda la superficie lunar.

«Las observaciones anteriores de la superficie de la Luna detectaron alguna forma de hidrógeno, pero no pudieron distinguir entre el agua y su pariente químico cercano, el hidroxilo (OH). Los datos de esta ubicación revelan agua en concentraciones de 100 a 412 partes por millón, atrapada en un metro cúbico de suelo esparcido por la superficie lunar. Los resultados se publican en el último número de Nature Astronomy», reseña la Nasa en su sitio web en español.

A modo de comparación, el desierto del Sahara tiene 100 veces la cantidad de agua que SOFIA detectó en el suelo lunar. A pesar de las pequeñas cantidades, el descubrimiento plantea nuevas preguntas sobre cómo se crea el agua y cómo persiste en la dura superficie lunar sin aire.

«Sin una atmósfera espesa, el agua en la superficie lunar iluminada por el Sol debería perderse en el espacio», dijo Honniball, becario postdoctoral en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. «Sin embargo, de alguna manera lo estamos viendo. Algo está generando el agua y algo debe estar atrapándola allí».

Por lo pronto, las hipótesis son dos: El agua podría haber sido depositada por pequeños impactos de meteorito o creadas por la interacción de partículas energéticas expulsadas del sol.

Esta confirmación abriría las puertas a una nueva fase de la exploración espacial ya que, dependiendo de lo difícil o no que sea encontrar agua en la luna, se podría hasta pensar en la idea de establecer bases lunares.