El telescopio espacial Hubble, que lleva tres décadas orbitando nuestro planeta en busca de fenómenos cósmicos inusuales, ha logrado obtener una imagen más clara del raro asteroide metálico 16 Psyche.

Denominado así por la diosa Psique de la mitología grecolatina, esta roca espacial fue descubierta en 1852 desde el observatorio de Capodimonte, en Nápoles, y todavía sigue siendo un misterio para los astrónomos. Con sus 225 kilómetros de diámetro, Psyche es uno de los objetos más masivos del cinturón de asteroides principal que orbita entre Marte y Júpiter.

El asteroide más caro de la historia

La científica estadounidense Lindy Elkins-Tanton, una de las investigadoras principales de la misión Psyche de la NASA, calcula que si se pudieran transportar a la Tierra todos los metales que componen este raro asteroide, valdrían unos 10.000 billones de dólares. A modo de comparación, el año pasado la economía mundial se valoró en alrededor de 142 billones de dólares, según Forbes.

Lo poco que se conoce de este asteroide es que su composición es muy similar al núcleo de la Tierra. Los científicos creen que el cuerpo celeste podría ser el núcleo sobrante de un planeta igual que el nuestro que, por alguna razón desconocida, nunca llegó a formarse.

Este lunes, la revista científica The Planetary Science Journal ha publicado un nuevo estudio a cargo de la científica planetaria Tracy Becker, del Instituto estadounidense de Investigación del Suroeste (San Antonio, Texas), que analizó las primeras observaciones ultravioleta del Hubble y ofreció una visión más clara de la naturaleza de Psyche.

«Hemos visto meteoritos que son en su mayoría de metal, pero Psyche podría ser único, en el sentido de que podría ser un asteroide totalmente compuesto de hierro y de níquel«, explicó la investigadora en un comunicado publicado en el sitio web del instituto.

«Pudimos identificar por primera vez en un asteroide lo que creemos que son bandas de absorción ultravioleta de óxido de hierro. Esta es una indicación de que se está produciendo oxidación en el asteroide, lo que podría ser resultado de que el viento solar golpea la superficie», agregó.

Los asteroides metálicos son relativamente raros en el Sistema Solar, por lo que Becker espera que un examen más detenido de Psyche pueda ofrecer la oportunidad única de conocer el interior de un planeta.

La misión de la NASA

El estudio de Becker llega precisamente cuando la NASA se prepara para lanzar una misión rumbo al asteroide 16 Psyche, dirigida por la Universidad Estatal de Arizona (EE.UU.), con el apoyo del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, con el objetivo de saber más de este cuerpo celeste y comprender el origen de los núcleos planetarios.

La NASA planeaba efectuar el lanzamiento de la sonda espacial Psyche en 2026, pero adelantó la fecha tras encontrar una vía para llegar a 16 Psyche «el doble de rápido» y de forma más rentable.

Ahora el inicio de la misión está programado para 2022. Tras ser lanzada en 2023 desde el Centro Espacial Kennedy en el estado de Florida, la sonda pasará por Marte y para 2026 alcanzará la órbita del asteroide, donde permanecerá 21 meses, mapeando y estudiando sus propiedades

Con información de:RT