Boss Level, ¿Se quedaron sin presupuesto para el final?

575

Hoy ya he escrito un artículo, más concretamente una reseña de un libro que me ha gustado mucho, pero es una de esas veces, que no puedes dejar que tu frustración pase de largo y quede en el olvido.

Esta noche no tenía ganas de cocinar, así que hemos pedido hamburguesas, y como siempre, el único ratito que estamos mis hijos, mi marido y yo juntos es a la hora de almorzar o cenar, y entonces… llega el dilema y el conflicto, mi hijo quiere ver futbol, yo una serie, mi marido una película y mi hija una de esas series que ha visto miles de veces y que ya nos sabemos hasta los diálogos.

Bueno, después de estar dando un repaso a Netflix, Amazon Prime, Movistar y todas las plataformas, mis hijos han terminado la hamburguesa con patatas y han desaparecido yéndose a sus dormitorios y dejándonos solos a mi marido y a mí con el mando.

Lo bueno es que, entre dos es más fácil ponerse de acuerdo, así que después de ver el tráiler de varias películas y series, hemos puesto una película que tenía buena pinta “Boss Level”.

Tengo que confesar que, como mi reseña la llevaba por la mitad, decidí terminarla, ya que no tenía intención de prestarle mucha atención a la película, por muchos actores famosos que tuviese.

A simple vista tenía pinta de ser la típica película de tiros, así que mientras terminaba la reseña del libro que me había leido, miraba de vez en cuando la película que cada vez me atrapaba más.

El actor estadounidense Frank Grillo, que por lo visto era un agente de las Fuerzas armadas, estaba atrapado en un bucle temporal en el que lo mataban todos los días, su objetivo era averiguar quién lo quería matar y matarlo él, pero su objetivo va cambiando tras descubrir datos importantes que pueden cambiar todo.

Hasta aquí todo bien, es más, las escenas de acción son increíbles, el reparto de actores es de lujo, ya que aparecen actores como Mel Gibson, Naomi Watts, Annabelle Wallis, Selina Lo, Michelle Yeoh, Will Sasso y otros tantos.

El problema de la película es el final, y no os preocupéis que no os voy a hacer spoiler, pero es que al final de la película se me ha quedado una cara de estúpida… pensé que los créditos del final formaban parte de la película.

Cuando he visto que mi marido se levantaba, he dicho: “No, no te vayas, que seguro que antes de que terminen todos los créditos, tiene que haber algo más, es imposible que termine así”.

Mi marido, me ha mirado con cara de… créetelo, ha terminado. ¡Y sí, había terminado!

¿Qué pasó? ¿se quedaron sin presupuesto para terminar la película? ¿Se negaron a pagarles a los actores por dos minutos más para terminarla? ¿Creyeron ser originales con ese final? Lo mismo nos creyeron demasiado inteligentes para comprenderlo, quizás desean fomentar nuestra creatividad e imaginación. Pues veréis, queridos guionistas, director, o a quién corresponda, si quiero quedarme con la intriga de algo, ya miro a Greta en las noticias gritando por salvar al planeta mientras me pregunto si volverá andando a su país, si tendrá móvil, si será capaz de trasladarse en bicicleta para no contaminar con los coches o me quedo pensando cuánto dinero se habrá invertido en sus giras mundiales.

Si me quiero quedar con la intriga de algo, me puedo seguir preguntando por qué no hacen pizzas cuadradas para cajas cuadradas, pero si veo una película de tiros, no quiero irme a la cama pensando qué habrá sucedido con… bueno, no os lo voy a contar, los que la vean sabrán de lo que hablo.

En conclusión, la película ha estado genial y bastante entretenida, pero el final… Si hubiera tenido delante al director le habría lanzado el botellín de agua que tenía en la mano.

A pesar de todo esto, os recomiendo que la veáis, no por nada, sino que no me gusta ser la única en quedarse con cara estúpida frente al televisor, me gusta compartir, así que, adelante, vedla y contadme si tengo razón.

Por María Beatriz Muñoz Ruiz