Una canadiense con problemas respiratorios ha sido diagnosticada como la primera paciente del mundo afectada por el cambio climático. Los médicos afirmaron que el calor y la mala calidad del aire, influyeron en su malestar de salud.

Kyle Merrit, responsable del diagnóstico, afirmó que la paciente de 70 años, que sufre de diabetes, asma y insuficiencia cardiaca, se agravó por las oleadas de calor generadas por el cambio climático en Columbia Británica, cuando la ola de calor registró récords de hasta 49,6 °C.

Luego de este caso nació la iniciativa “Médicos y enfermeras por la salud planetaria», que busca llamar la atención con respecto al cambio climático, relacionando las consecuencias de éste con el deterioro de salud, agravio de enfermedades existentes y reduciendo la calidad de vida.