La operación fue comandada por el Ejercito, la Fuerza Aérea y la Policia, en la región del Urabá antioqueño, precisamente en el Cerro del Yoki, en el municipio de Necoclí. 

No es el primer golpe para Dairo Antonio Úsuga, alias «Otoniel», este mismo año el gobierno ordenó la extradición de su primo alias «El flaco», de su sobrino «Cero siete» y la captura de su hermana «La negra» y su capo de confianza alias «Gordo rufla».

El gobierno Estado Unidense había ofrecido 5 millones de dólares por la captura de Úsuga, además éste presenta más de 120 procesos por distintos tipos de crimenes, también adjunta una circular roja emitida por la Interpol por homicidio múltiple agravado, secuestro múltiple agravado, y concierto para delinquir.

Dentro de su expediente se denota su vinculación en las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, junto a su hermano alias ‘Giovanni’, también su vinculo con el Ejército de Liberación Popular (EPL).