Las estadísticas de una empresa son determinantes para la supervivencia en el tiempo y su crecimiento. Es por ello que manejarlas adecuadamente es importante, no solo a nivel global, también por departamentos, incluso por cargo. Descubra qué debe medir y de qué manera para conocer la situación real de la empresa y poder tomar decisiones acertadas.

“Por experiencia, se puede declarar categóricamente que lo más peligroso que se puede hacer al trabajar o al dirigir, es hacerlo a partir de algo distinto a las estadísticas.” Señaló el director de Performia Colombia Jairo Pinilla.

Por lo general, las empresas grandes y organizadas tienen todos sus procesos bien establecidos, miden todos sus resultados y son muy estrictas en ese sentido; cuando son transnacionales, más todavía. En cambio, las organizaciones pequeñas casi siempre manejan pocas estadísticas y sus procedimientos no son tan parametrizados.

Lo primero que debe tener en cuenta si usted tiene o forma parte de una empresa pequeña o mediana es establecer muy bien el orden, los procedimientos y las estadísticas. Cuando una empresa no es tan grande puede funcionar con algo de desorden, pero si de pronto empieza a crecer vertiginosamente, se convierte todo en un caos y le puede costar mucho.

“Las estadísticas son como la radiografía de una persona, cuando usted ve los indicadores de gestión, ve realmente el aporte de cada miembro a la organización. Muchos pueden aparentar ser muy productivos y usted los ve, el teclado de su computador echa humo; y otros, que simulan estar muy relajados o incluso silenciosos, muestran unos resultados impactantes; entonces lo mejor que puede hacer es medir. Los ascensos, degradaciones o despidos deben ser fundamentados en estadísticas y no en comentarios o suposiciones”. Explicó el director de Performia Colombia, Jairo Pinilla.

Si aún no tiene estadísticas en su empresa lo primero que debe hacer es:

  • Definir el producto de cada cargo que es el resultado final de una creación o proceso, el cual tiene valor intercambiable dentro o fuera de la organización.
  • Las estadísticas deben reflejar el PRODUCTO que en verdad se desea. Si no lo reflejan, entonces no son válidas. Si lo reflejan, dan un panorama de la escena ideal.

Un producto es un servicio o artículo que cumple con los siguientes requisitos:

  • Terminado.
  • Valioso.
  • De la calidad esperada.
  • En la cantidad deseada dentro de un tiempo específico.
  • En manos del consumidor o cliente interno.
  • Intercambiable por algo valioso.

Una vez definido el producto, hay que definir los Ítems que desea medir. Las estadísticas deben estar enfocadas en el resultado del trabajo de las personas, no en lo que hacen. Por ejemplo, mida ventas semanales y no cantidad de llamadas hechas. La empresa no sobrevive por lo que hacen sus trabajadores, sino por lo que producen, tenga esto en cuenta.

“Solo mida aspectos importantes y no llene a las personas de estadísticas innecesarias, tome acciones con las estadísticas. Si ve que un vendedor no produce, por ejemplo, busque uno nuevo, o si ve que una estrategia es muy exitosa replíquela y refuércela, esto por dar algunos ejemplos. Los indicadores de gestión sólo son útiles si están bien establecidos y si usted toma decisiones basadas en ellos.” Concluyó el director de Performia Colombia, Jairo Pinilla.

Por: Marlyn Sandoval
Marlyn Sandoval