La comunidad cristiana universal abre su espíritu en estas fechas al conmemorar un acontecimiento sin precedentes en la historia de la humanidad, el nacimiento del Mesías prometido, el Redentor del mundo , el Salvador, el HIJO AMADO DE DIOS, el MAESTRO del amor y el Perdón, cuyas elevadas enseñanzas han trascendido a través de la historia. Hablar de JESUS ,es hablar del AMOR, aquel Amor que nos eleva muy por encima de los antivalores humanos, aquel amor maravilloso, sanador y transformador, quien tuvo a su haber el privilegio de alcanzar un nivel espiritual elevadísimo para manifestarse en toda su grandeza ante la humanidad, pero ante todo ante su Creador, consciente de su enorme compromiso. Es maravilloso CREER en esta historia que estoy segura muchos crecieron con ella, Jesús es el primer amor en el corazón de los niños.

Las historias contadas bajo el árbol en la noche buena, para renovar la creencia, la FÉ en el Dios hacedor de maravillas, en la renovación del espíritu y en el milagro transformador en el corazón de quienes abren ese lugar sagrado para recibir y COMPARTIR amor incondicional con la familia, amigos y vecinos en un ambiente de armonía y confraternidad profunda, es menester meditar y elevarnos por encima del odio, del ego y renacer a la esperanza, recordando que somos como los árboles con profundas raíces entrelazadas en lo profundo de la tierra, tal como la divinidad , habita en nuestra alma, para elevarnos hacia el infinito. y ser luces en el árbol de la navidad iluminando el mundo con sus luces multicolores.

CREER en los MILAGROS, es el nivel más elevado donde llega una persona por FÉ, y de hecho esta creencia persiste a través de los siglos, como un anclaje para mantener viva la esperanza de una sociedad transformada. Este era el sueño de Jesús, y a pesar de todo el caos en el mundo, sigue siendo el sueño de todos.

En el pueblo Judío, Diciembre mes de( kislev ) también es un mes de milagros al conmemorar la fiesta de Janucá o fiesta de las luces, representada con 8 velas que se encienden cada día. Según la (torá) (Pentateuco, Los 5 libros de Moisés, en Janucá ocurrieron dos MILAGROS. Después de la guerra, los judíos encontraron el templo profanado, ellos lo limpiaron, pero cuando quisieron encender la Menorá , sólo encontraron una vasija de aceite puro que sólo iba a durar 1 día, de todas formas, la encendieron, entonces ocurrió un MILAGRO, el aceite duró 8 días. Pero el más grande MILAGRO fue la victoria contra los Griegos, de no ser así, éstos hubieran exterminado a los judíos para entender esto debemos saber que hay dos razones por las que Dios hace milagros. 1- Cuando hay la absoluta necesidad de que el milagro ocurra. Pero también hay otros milagros que no son esenciales, más bien su función es mostrar el amor que DIOS tiene por la persona, de hecho, mientras menos se necesite el milagro, mayor es la muestra del amor que expresa.

Que, en este mes de DICIEMBRE, seamos todos partícipes de crear MILAGROS, que podamos abrir nuestro corazón y convocar a la UNIDAD, que nos elevemos conscientemente a ese mundo superior para poder mirar desde allá al más pequeño con los ojos del CREADOR, con amor, con respeto, y más que todo con compasión, creando una sinergia individual y colectiva para poder soñar con un mundo transformado.

Por: Lucy Angélica García Chica
Lucy-Angelica-Garcia-Chica

Escritora y Poeta