The Man of Sorrows o El varón de los dolores, es el nombre de la obra maestra del Renacentista Botticelli, ésta será la protagonista de la serie de ventas anuales de la Semana de los Maestros de Sotheby’s en New York este próximo enero de 2022.

Esta obra tendrá un giro internacional, será exhibida en Hong Kong hasta el 11 de octubre, luego viajará a Los Ángeles, Londres y Dubái. Posterior a esto regresará a New York para su subasta en Sotheby´s. Su valor inicial será de 40 millones de dólares.

No es la primera vez que los cuadros del italiano se subastan, de hecho, en enero del 2021 se subastó Young Man Holding a Roundel, una obra del año 1480 atribuida a él y vendida por 92,2 millones de dólares, postrándola como una de las obras más caras de la historia de la humanidad.

Young Man Holding a Roundel
Young Man Holding a Roundel, obra más cara de Boticelli hasta el momento. Foto tomada de Gallerybarcelona.com

‘El Varón de Dolores’ es una representación extraordinariamente realista de Cristo, que simboliza su sufrimiento y su muerte, pero con un asombroso grado de humanidad que es el sello de los retratos de Botticelli, y muestra la divinidad de Cristo con una asombrosa profundidad psicológica. El cuadro pone de relieve la intensa espiritualidad de Botticelli» afirmó Christopher Apostle, jefe de Pinturas Antiguas de Sotheby’s en Nueva York.

Sotheby’s es una casa de subastas fundada en Londres a mediados de 1744. Comúnmente vende obras de arte y objetos coleccionables. En esta casa de subastas se vendió en 2014 el reloj más caro del mundo, un Patek Philippe Ref. 5002P Sky Moon Tourbillon por 24 millones de dólares. La casa cuenta con sedes en Hong Kong, Madrid, París, Ginebra, Milán, Ámsterdam, Doha, Zurich, Toronto y New York.

Boticelli y el Quattrocento

Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, apodado Sandro Boticelli fue un artista italiano entre el año 1445-1510 perteneciente a la corriente artística Quattrocento, antecesora del renacimiento.

Sandro se convirtió en el referente del Neoplatonismo de su época, esta doctrina se basa en la revitalización de la filosofía de Platón y la escuela de Atenas en cualquier momento de la historia. Boticelli fusionó temas cristianos y paganos con un plus que él considera la »gracia», definida como la elegancia intelectual y exquisita de la representación de los sentimientos.

El Quattrocento se situó en el siglo XV y fue la primera fase del Renacimiento, movimiento que exclamaba la recuperación de los ideales antigüos y la desaparición de lo medieval. Esta corriente fue influenciada por el humanismo, corriente de pensamiento que valoraba el arte clásico griego y romano.