Encuentran pruebas de un antiguo “continente perdido”

286

Los cristales recién descubiertos expulsados de las erupciones volcánicas en la isla de Mauricio son miles de millones de años más viejos que la isla misma, y se piensa que podrían ser los restos de un microcontinente antiguo conocido como Mauritia.

El “continente perdido” conectó alguna vez a Madagascar e India en el supercontinente de Gondwana, pero probablemente desapareció en el Océano Índico hace unos 84 millones de años. Ahora investigadores han encontrado lo que parece ser un pedazo de Mauritia, dragado por volcanes antiguos y oculto debajo de la superficie.

“La Tierra se compone de dos partes: los continentes, que son viejos y los océanos, que son ‘jóvenes, Mauritia es una isla, y no hay rocas de más de 9 millones de años en la isla, sin embargo, al estudiar las rocas de la isla, hemos encontrado zircones que datan de 3 mil millones de años”. Explicó Lewis Ashwal de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica.

La isla de Mauritia se encuentra a unos 2,000 kilómetros de la costa sureste del continente africano. Pensada como una masa terrestre relativamente nueva, la isla fue formada por gigantescas erupciones volcánicas submarinas entre 8 y 9 millones de años, y ahora pertenece al archipiélago de las islas Mascarene, junto con las islas de Saint Brandon, Réunion y Rodrigues.

Durante la excavación, investigadores analizaron el material en el interior de la isla, encontrando pequeños cristales de zirconio que eran miles de millones de años más antiguos que la propia masa terrestre.

El hecho de que los cristales estuvieran hechos de zirconio – una piedra preciosa común que puede venir en tonos incoloros, amarillos, rojos, marrones, azules y verdes – era suficiente para que los científicos se dieran cuenta que lo que miraban no venía del fondo del océano.

Con el nuevo hallazgo científicos tienen un caso mucho más fuerte de los restos de un continente perdido. Se espera que más fragmentos del antiguo supercontinente de Gondwana sean dragados en los próximos años.

Otro punto importante es que varias piezas del continente se han encontrado recientemente fuera de la costa de Australia Occidental y debajo de Islandia.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente