Para muchas familias, el mundo se vuelve gris y bastante complicado cuando no se tienen los recursos para proveer a sus hijos de todo aquello que cualquier padre desea dar. Pero en esa situación, en la que las familias se encuentran perdidas, aparece ese arcoíris de esperanza, en este caso la imagen de un enorme corazón lleno de solidaridad y ganas de ayudar.

Estoy hablando de ARCORES, una Red Internacional Solidaria de la familia Agustina Recoleta presente en 22 países, incluida Latinoamérica. Arcores está constituida como una entidad sin ánimo de lucro, cuya sede social se encuentra en Italia.

Pero ARCORES no es solo un nombre. ARCORES es una sonrisa en el rostro de un niño, una mirada de esperanza, una salida y un rayo de luz en la oscuridad de muchas familias, y para que sepáis un poco más acerca de esta red solidaria, hemos querido entrevistar a un importante miembro de ella, Simón Puertas Pérez, presidente de Arcores España y vicepresidente de Arcores Internacional, una persona que ha dedicado su vida a la familia Agustina Recoleta.

Es un honor entrevistar a alguien que hace de este mundo un lugar mejor. En primer lugar, me gustaría que explicara un poco, ¿qué significa la palabra ARCORES y cuál es el objetivo de esta red solidaria?

Se escogió un nombre que puede entenderse en portugués, inglés y español, que son las tres lenguas oficiales de la familia Agustina Recoleta. La “AR” proviene de agustinos recoletos, expresando así a toda la familia Agustina Recoleta. “CORE” hace referencia al corazón, a la unión de corazones solidarios comprometidos con nuestro mundo. “S” expresa solidaridad, pluralidad, diversidad, una red que es formada por todos y que se abre a todos.

El objetivo lo expresa muy bien nuestro lema, “Moviendo corazones, transformando vidas”. Pretendemos despertar, alimentar y acompañar el trabajo de promoción de la justicia social y solidaridad de la familia Agustina Recoleta en cada uno de los países donde estamos presentes, facilitando cauces de solidaridad y comprometiéndonos en la transformación social.

ARCORES ofrece la oportunidad de superar las fronteras y divisiones para contribuir a la construcción de la paz en un mundo que sea justo y solidario.

Como seguidores de Jesús de Nazaret queremos ser sal y luz que permita traer fraternidad y esperanza a nuestro mundo. Queremos estar especialmente cerca de los que más sufren, compartiendo la suerte de los empobrecidos

¿Qué ha hecho ARCORES desde que fue fundada? ¿Cuáles han sido sus proyectos y sus logros más destacados?

ARCORES fue constituida recientemente, en diciembre de 2017. De esta forma consolidamos una nueva forma de trabajar en red, trabajando en equipos internacionales, decidiendo en órganos de participación internacional y marcando metas y objetivos comunes.

 A día de hoy hemos conseguido constituirnos en 10 países (Brasil, Colombia, Argentina, Perú, Venezuela, República Dominicana, España, Costa Rica, Filipinas y México).

Hemos formado equipos internacionales para el despliegue de la red, para el voluntariado y para la comunicación.

 Se ha colaborado en la respuesta ante emergencias humanitarias en Filipinas, México y Venezuela. Este último, nuestro programa “Unidos con Venezuela: Una luz de esperanza”, lleva invertidos 375.000 € desde 2017 y cada año alcanza a más de 10.000 personas con alimentos, atención de la salud y educación.

 ARCORES tiene en marcha más de 200 programas, proyectos e iniciativas solidarias especialmente en: lucha contra la pobreza y el hambre; salud; educación; acceso al agua y saneamiento; promoción de la mujer y ecología.

Todos los proyectos han sido realizados desde la mirada comprometida de la doctrina social de la Iglesia católica, el carisma de la familia Agustina Recoleta y los objetivos de desarrollo sostenible. Todos los proyectos han buscado reducir la pobreza, la desigualdad, la degradación ambiental, las injusticias, la falta de oportunidades, etc…

Apoyamos y nos comprometemos en la formación de niños, adolescentes y jóvenes, por proteger a la infancia y las personas vulnerables.

Son algunos de los avances más importantes, y somos conscientes que nos queda un importante camino por recorrer y un importante trabajo que consolidar.

Muchos países se han visto bastante afectados por la pandemia. Algunos están saliendo poco a poco gracias a la vacunación, pero otros aún están sufriendo las consecuencias de ese monstruo invisible que ha terminado con la vida de miles de personas y que ha sumido en la pobreza a otras tantas. ¿Cómo vivió Arcores la pandemia en su peor momento? ¿Cómo la está viviendo en la actualidad?

Hemos vivido desde un primer momento la pandemia con mucha preocupación por las personas más vulnerables que viven en realidades geográficas muy desfavorecidas.

Esta preocupación se fue agravando con el fallecimiento de personas queridas y comprometidas con el trabajo en justicia y solidaridad de la familia Agustina Recoleta.

Conseguimos transformar la preocupación en compromiso y, gracias a la solidaridad impulsada por ARCORES en cada uno de los países y conjuntamente, se han implementado iniciativas de acompañamiento a enfermos y familiares; se han cedido espacios y medios a los sistemas de salud para la lucha contra la pandemia; se han iniciado y se mantienen programas de ayuda alimentaria para personas y familias sin recursos, entrega de mascarillas ecológicas y material higiénico, y recursos a niños y jóvenes para que pudieran seguir la educación a distancia. Estos proyectos continúan beneficiando a más de 60.000 personas y cuentan con la participación de más de 1000 voluntarios, pues la pandemia sigue afectando, especialmente a las personas más pobres.

 Si ARCORES pudiera pedir un deseo, ¿cuál sería?

El deseo lo expresamos mediante la Visión que tenemos en ARCORES y por la que dedicamos nuestra vida cada día. Soñamos con un mundo libre de pobreza, en el que prime la promoción de los derechos humanos, la justicia social, la solidaridad, la paz y el cuidado de la creación por encima de otros intereses. Soñamos con un mundo en el que todas las personas y pueblos puedan desarrollarse sin discriminación alguna y puedan ejercer su derecho a participar de forma equitativa para mejorar su bienestar.

¿Podría enviar un mensaje desde ARCORES a nuestros lectores?

Con mucho gusto. Nuestro mundo necesita de ti, no te quedes indiferente ante el dolor de tantas personas que sufren. Escuchemos el grito de la tierra y de la humanidad que sufre. Conmuévete ante tantas situaciones dramáticas que en muchas ocasiones son fruto de nuestra pasividad y silencio. Tenemos la oportunidad de construir un mundo que esté dispuesto a vivir en fraternidad, en el que nos reconozcamos como hermanos, miembros de una misma familia. Es posible cambiar, transformar, encontrar otros métodos, tomar otras decisiones, mantener hábitos y estilos de vida que contribuyan a que todos podamos convivir y sentirnos corresponsables.

Si alguien quisiera hacer alguna donación o ayudar en este hermoso proyecto, ¿cómo podría hacerlo? ¿Dónde tendría que dirigirse o por dónde podría contactar con ustedes?

Puede visitar la web www.arcores.org. Además, nuestro email es info@arcores.org. Desde aquí le facilitaremos toda la información que nos soliciten y les pondremos en contacto con nuestros equipos de ARCORES más cercano.

¿Se necesita tener un perfil determinado para ser voluntario de ARCORES?

Tan solo se necesita ser una persona con ganas de dar lo mejor de sí, dispuesto a aprender y trabajar en equipo. Para facilitar la misión de las personas voluntarias disponemos de programas de formación para que cada voluntario pueda responder según sus capacidades y disponibilidad a tantos proyectos y situaciones que esperan nuestra colaboración. EN ARCORES somos una familia y estamos siempre dispuestos para acompañarnos en los programas y proyectos que realizamos.

 Muchas gracias por su tiempo y enhorabuena por esa magnífica labor que realizan por todo el mundo.

Aquí les dejo a nuestros lectores los países en los que ARCORES realiza su labor social para que los que deseen ser parte del voluntariado, sepan cómo contribuir con esta red solidaria que tanto está haciendo por el mundo.

ARCORES se encuentra en:

Costa Rica, Perú, Colombia, Guatemala, Panamá, República Dominicana, Argentina, Brasil, Kenia, Ecuador, Cuba, Estados Unidos, Sierra Leona, Reino Unido, Italia, España, Filipinas, China, Taiwán, Australia, Venezuela y México.

Por: María Beatriz Muñoz Ruiz