Journal of Pediatric Case Reports publicó un extraño caso de Brasil en el que un niño nació con una especie de cola de 12 centímetros de largo. El reporte médico determinó que tenía ictericia y “apéndice fibroelástico redondeado de aproximadamente 4 centímetros en su diámetro mayor, sostenido por un cordón fibroso de 12 centímetros en la región lumbosacra paravertebral izquierda”.

Este inusual caso se ha registrado en 40 ocasiones por todo el mundo. Incluso, desde el área médica que ha seguido caso, han catalogado esta como una cola verdadera o una «pseudocola». Éstas fueron definidas por el informe médico “Las pseudocolas son protuberancias compuestas básicamente de tejido adiposo o cartilaginoso y la presencia de elementos óseos. Las colas humanas verdaderas son muy raras, con aproximadamente 40 casos reportados en la literatura”.

 

La cola y la bola fueron removidas, en el ejercicio los profesionales descubrieron que el tejido estaba deshuesado, y que la bola estaba formada por grasa de tejido conectivo embrionario.