Esta isla paradisíaca ubicada en medio del mar Caribe además de ser un lugar lleno de leyendas de piratas y aventuras, forma parte además de la Reserva Mundial de la Biósfera de la UNESCO. Sus visitantes se sienten tan cautivados que suelen volver en diferentes oportunidades, las razones son muchas, pero principalmente es por la belleza natural que tiene para ofrecer San Andrés. En esta oportunidad te contaremos los motivos por las cuales no debes perder la oportunidad de visitarla.

1- Playas paradisíacas
San Andrés es parte del paraíso caribeño, cuenta con kilómetros de playas que aseguran tranquilidad para quienes lo desean y también bares frente al mar donde probar la comida local. A las clásicas playas de arena blanca se le suma un mar conocido como ¨el mar de los siete colores¨, además está enmarcado por arrecifes de coral que brindan una oportunidad única para bucear. Las playas más recomendadas son Spratt Bight, San Luis y también se pueden realizar excursiones para conocer los cayos cercanos como Cayo Bolívar o Johnny Cay.

2- Mundo subacuático
Durante todo el año recibe visitas de entusiastas del buceo y el snorkel, ya que ofrece un espectáculo marino con cientos de diferentes especies de peces de color y moluscos. Hacer snorkel es simple ya que cuenta con aguas cristalinas y tranquilas, y para aquellos que aman la emoción se puede nadar entre mantarrayas. Estos animales marinos son fascinantes a la vez que peligrosos, razón por la cual sólo se puede nadar con un guía autorizado.

3- Comprar libre de impuestos
San Andrés cuenta con un puerto franco, también conocido con un puerto libre, el cual tiene una regulación favorable para el turista ya que todo compra es libre de impuestos. El lugar perfecto para adquirir tecnología o regalos para los amigos y familiares. El nombre puerto no debe confundirte ya que tiene varios centros comerciales al mismo tiempo que ferias de artesanías y casas de venta de las famosas esmeraldas de la isla.

4- Gran oferta hotelera
En esta isla se pueden encontrar hoteles de todo tipo que se ajustan a cada presupuesto. Con gran cantidad de tarifas pensadas para todos los bolsillos, en la zona norte se encuentran los alojamientos all inclusive; mientras que en el resto de la isla se alquilan desde cabañas pequeñas a posadas turísticas. Sin importar donde alquiles, el desayuno tropical es una tradición que se incluye en cualquier hospedaje.

5- Cultura local
Viajar solo a la playa es algo que aburre bastante rápido, tarde o temprano se quiere saber más de la cultura local. Este aspecto se vuelve fascinante cuando se conoce a los habitantes de San Andrés, ya que son personas muy abiertas y que gustan de mostrar sus costumbres a los turistas. Sólo es cuestión de visitar un bar por las noches y ya se puede terminar siendo parte de un grupo de amigos, una comida al otro día o incluso una excursión improvisada.