¿Imagináis un mundo lleno de magia y de fantasía en el que todo es posible? ¿imagináis poder hacer lo que queráis? Vestir como queráis, cantar, bailar por todos lados, reír o llorar, saltar y volar, abrazar a quien te dé la gana, comerte las nubes como si fueran golosinas, que los animales sean libres y nosotros no seamos sus dueños, un mundo en el que haya montañas y arboles por todos lados, un mundo en el que no trabajemos para comer porque la tierra nos da todo lo que necesitamos, un mundo sin internet en el que al pensar en la persona a la que quieres ver, aparezca frente a ti.

Para algunos sería el paraíso, para otros un infierno, para mí es mi hogar… Vengo de allí cada día, y cuando tengo pesadillas aparezco en este mundo triste y gris donde las personas no dan ni los buenos días, donde tienes que vestir correctamente y trabajar todo el día para pagar un techo en el que no se ven las estrellas, un mundo en el que los niños estudian día y noche y pierden su infancia. Este mundo es un mundo cruel y lleno de odio, en el que te debes refugiar de los malos y disfrutar de esos momentos maravillosos que te dan un respiro y hacen que la pesadilla se convierta en una antesala a mi mundo maravilloso.

El único defecto que tiene mi mundo es que aún no he aprendido a controlarlo, pero estoy trabajando en ello, he descubierto que cuando sueño con este mundo gris, mis miedos, mis angustias, mi cansancio, mi tristeza y todos los sentimientos oscuros, a veces se ven reflejados en mi mundo y entonces alguien me persigue o persigue a los que amo. Cuando consiga controlar y evitar que este mundo gris no entre en mi mundo, habré triunfado y mi felicidad será plena, porque solo dejaré entrar a mis seres queridos o a aquellos que me puedan aportar algo positivo, porque en mi mundo no habrá discusiones, no habrá envidias ni odio, en mi mundo no habrá leyes porque no serán necesarias. La convivencia está en respetar a todo el mundo, en dejar que cada cual haga lo que quiera sin juzgarlo, en mi mundo seremos todos libres.

¿Queréis entrar en mi mundo? Adelante, tenéis varias entradas, ¿no las veis? Eso es porque no creéis en él. Cuando no se cree en las hadas, no se ven, cuando no creéis en la magia, siempre se busca una razón lógica para todo, cuando no crees en ti mismo, siempre fracasas.

El problema de esta sociedad es que creemos que se nos ha dado un papel en esta obra de la vida, y nunca podremos aspirar a ser otro personaje. Cuando eres pequeño y te preguntan qué deseas ser de mayor, se escuchan cosas como astronauta, cantante, actriz, bailarina… pero poco a poco, la sociedad nos va diciendo que eso no tiene futuro, y tus sueños lentamente son escondidos en un baúl y encerrados con llave, entonces estudias lo que supuestamente tiene futuro, algunos encuentran trabajo de lo que han estudiado pero no son felices, otros terminan en trabajos para los que no les hubiera hecho falta estudiar nada, y cada día, cuando salen de su trabajo y pasan por un museo, una estación de bomberos, una academia de baile o por el lugar que de pequeños ansiaban llegar, comprenden el error que cometieron, comprenden que solo tenemos una vida y la hemos desperdiciado haciendo cosas que no queríamos hacer para tener un trabajo gris y ver el mundo sin color.

Pero para los que ya no puedan cambiar lo que hicieron, siempre estará mi mundo. Lo sé, aún no os he dicho que puertas debéis buscar, pero, antes de nada, cerrad los ojos, imaginad que os halláis en un bosque, libre de contaminación, con grandes y centenarios árboles que os protegen, pero tímidos rayos de sol os indican el camino a seguir. Al final del camino hay una cueva cubierta por hiedra con una entrada…

Esa es mi respuesta; el mundo de la literatura os ha introducido en mi mundo, y la otra puerta es el mundo de los sueños donde también todo es posible.

Nunca dejéis de soñar.

Sobre la autora de este artículo:
María Beatriz Muñoz Ruiz
, escritora y poetisa española.
Directora y responsable de maquetación y diseño de la revista cultural One stop.
Cuenta con 14 novelas publicadas, todas a la venta en Amazon.
Colaboradora de varias revistas internacionales.