Con un pensamiento claro y bien fundamentado el politólogo Jaime Hernández Amín, tiene claro que el futuro de la capital de Bolívar, está en manos de sus jóvenes. Por ello, con el apoyo de un grupo de amigos tomó la decisión de apostarle a la Alcaldía de Cartagena, con un movimiento cuyo nombre encierra lo que muchos quieren, pero no lo hacen o no se atreven a hacerlo.

«Cambiemos».

Hernández Amín sabe que todos queremos algo en la vida. Jóvenes, adultos, trabajadores, amas de casa, universitarios o simplemente estudiantes; cada día hacen su apuesta por un mejor mañana y una mejor ciudad.

Asegura que a su movimiento «Cambiemos» nadie le levanta el brazo, no tiene apoyo de grupos políticos tradicionales, ni recibe orientación de la clase política local.
Jaime Hernández Amín aspira a la Alcaldía de Cartagena por firmas, trabajo que demoró cinco meses y en el que comenzaron 8 personas y terminaron 100.Hoy las 131.000 mil firmas recogidas luego de un esfuerzo enorme, es la garantía que los Cartageneros quieren un cambio, asegura.

Hernández Amín recalca la independencia del trabajo que adelanta, y con el que piensa convencer a los 750.000 mil ciudadanos habilitados a que salgan a votar y rompan con la corrupción de los 70.000 mil que votan en cada período, y que según él, son votos comprados y hacen parte de Ala, fuerte de la corrupción que poco a poco destruye a Cartagena y la aleja cada vez más de excelentes ejercicios democráticos, como el de Medellín y Barranquilla donde los Alcaldes han sacado adelante proyectos de ciudad y permitieron un crecimiento a todo nivel para sus ciudades.

Votar bien, es votar por Cartagena y por un proyecto serio sin componendas ni corrupción recalcó Jaime Hernández Amín, al Periódico El Sol.

Por: María Bernarda González Cabarcas
Comunicador Social
Maria Bernarda Gonzalez