Con un lenguaje sencillo y con la convicción de hacer lo que hace por amor a la ciudad que lo vio nacer, el candidato a la Alcaldía de Cartagena William Dau Chamat, habló en el periódico El sol sobre su vida, su familia, su trabajo y sus intenciones de sacar adelante a la capital de Bolívar.

Recién «desempacado» de los Estados Unidos donde vivió desde niño, Dau Chamat en diálogo con nuestro director Armando Ramírez y la suscrita, contó que es abogado egresado de la Universidad del Rosario, laboró por 10 años en el cerrejón y luego se independizó con su bufete de abogado; donde comenzó a conocer la cara de la maldad y la corrupción.

Ese hecho lo llevo a encabezar un movimiento anticorrupción a través del cual destapaba ollas podridas que le valieron amenazas contra él y sus hijos, con quienes se fue a vivir a Nueva York donde trabajó con la firma más grande de abogados, que maneja facturas de más de «medio trillón» de dólares, y que tiene sede en Manhattan, de donde acaba de pensionarse.

Asegura que no tiene ambiciones de ser Alcalde, pero «me duele Cartagena y no hay nadie más que ponga la cara», dijo. Recalca que no deja de sentir temor, pero que aun así seguirá dando la lucha por ver una Cartagena digna que es lo que realmente quiere lograr.