Pacto histórico nacional sobre lo fundamental

655
elecciones votaciones colombia

La clase política tradicional, no ha querido afrontar la solución de la crisis política, social, económica, ambiental, cultural, ética e institucional; que nos aflige gravemente. Por eso, es inaplazable acabar, con los resentimientos, celos, egos, envidia, avaricia,  odios, protagonismo individual, intransigencia, prepotencia, interés particular, de partidos, movimientos o grupos, el poco liderazgo, débil gestión administrativa,  carencia de sinergia y falta de Trabajo en Equipo.  Porque esa actitud, ha causado mucho daño a los avances de nuestra Nación. Siendo que el ejercicio de la política es para servir al pueblo, para enaltecer y no para envilecer a los dirigentes. Así que llegó el momento de cambiar para mejorar; mediante la unión de esfuerzos y voluntades, organización, consensos, concertación, transparencia, cumplimiento de las responsabilidades y compromisos; empezando por el mismísimo Presidente y el Congreso de la República, que elijamos legítima, democrática y contundentemente.

Es que el panorama colombiano desde las últimas décadas es preocupante y sombrío, por la elección de malos gobernantes. Pero en este gobierno se ha empeorado. Porque no tiene nada relevante que solucione las angustias de la inmensa mayoría del pueblo. Los malos gobernantes hacen creer a muchos ingenuos, que lo hacen bien, e insisten en aprobar e implementar,  políticas y proyectos, que van siempre en contra de la clase media, pobre y vulnerable. Es injustificable, que se siga priorizando el Tener ante el Ser. Que no importe la suerte del pueblo, sino solamente los privilegios de la estirpe social, que siempre ha mal gobernado al país. Pero esta gravísima crisis, supone una oportunidad que debemos aprovechar, para construir democráticamente, una Colombia mejor y vigorizada. Anulando progresivamente el flagelo de la corrupción, la pobreza, el desempleo galopante, la falta de oportunidades, la inseguridad, violencia, exclusión, discriminación y la injusticia social. Porque si no se reacciona y actúa coherente y consecuentemente; seguiremos presos de nuestros errores y habremos perdido quizás, la más importante oportunidad de cambiar.

Pero se requiere unión de voluntades, disposición, talante, talento, sensibilidad social, voluntad política y administrativa del Presidente, Congreso y en general de la ciudadanía libre, de cambiar este estado torcido y perverso de cosas. Para hacer realidad la transformación, hay que lograr consensos, concertar, consolidar e implementar un Pacto Histórico Nacional Sobre Lo Fundamental. El Pacto, lo han planteado en principio, los dirigentes políticos, Gustavo Petro y Humberto De La Calle, en cuyo contenido debe plasmarse que todos los Precandidatos de las Fuerzas Alternativas, Progresistas, Independientes y Partidos de Centro;  se sometan a una Consulta, para que los votantes libremente elijan en marzo de 2022, quién será el Candidato Único. Pacto que debe ser incluyente y transparente, cuyas líneas gruesas, deben insertarse en el Programa de Gobierno y el Plan de Desarrollo Nacional. Petro, ha insistido en otras iniciativas, la adecuada aplicación de la Constitución de 1991. Por ser nuestra norma de normas y Colombia un Estado Social de Derecho. En campaña debe erradicarse la guerra sucia; desarrollarse mediante la confrontación dialéctica de ideas, propuestas viables y altura intelectual.

 Petro sustenta con claridad meridiana, que urgen cinco (5) reformas para que haya un cambio estructural e integral y Paz con Justicia Social:

  1. Des mercantilizar la salud pública;
  2. Construir un sistema de Universidad pública gratuita y de calidad;
  3. Pasar de la economía extractivita a la economía productiva del siglo XXI;
  4. Quitarle la política a la corrupción y
  5. Una justicia autónoma financiada, independiente de la política. Desde luego, que para Pactar hay que dialogar, consensuar y concertar otras propuestas fundamentales. Priorizar la implementación del Acuerdo de Paz.

Para todo ello, se requiere un Gran Pacto Histórico Nacional Sobre Lo Fundamental. Que garantice también, mayorías en el Congreso, procurando que las estrategias para cristalizarlo sean transparentes y efectivas, que enfrenten y terminen progresivamente los problemas que esclavizan al pueblo. Prohibido olvidar que: “Si no nos unimos, nos hundimos”. Porque la Unión, la Organización y la Buena Acción, es la Solución.

Es evidente, que Congresos como el actual, si sigue igual, no aprobará las reformas requeridas. Por eso, este Pacto, servirá también, para fortalecer la elección de Congresistas, que dignifiquen el ejercicio de la actividad política y el desempeño de los cargos públicos. Debemos despertar, reaccionar y no dejarse engañar más con las mentiras de, Castrochavistas, Socialistas, Comunistas, etc. No votar por los mismos con las mismas, o los mismos en cuerpo ajeno. Cuya única Carta de Presentación, es el poder económico. El reto es si seguimos eligiendo a los mismos de siempre, los que mantienen al país en crisis de toda índole, los que representan al Capitalismo Salvaje, los que han privatizado todo, o por el contrario; elegimos a los que nunca han gobernado al país, a auténticos Progresistas, Demócratas, Alternativos, Humanistas y Estadistas. Porque los que representan a partidos con propuestas reaccionarias y degradantes, siempre en contra del pueblo, han sido inferiores al cumplimiento de sus promesas y responsabilidades, carentes de humanidad, corazón, amor y grandeza.

Por: Benjamín Maza Buelvas