Nuevo día de Premier y nuevas sorpresas. El encuentro entre Manchester United y Aston Villa, disputado en el mítico Old Trafford, tuvo un resumen bastante peculiar; hiper individualismo de Greenwood, 28 remates de los diablos frente a 7 de los villanos, 60% de posesión para los locales, 401 pases de los devils, 135 más que los leones. 

A pesar de que los datos presumen una favorabilidad para los rojos, el encuentro se cerró 0-1 a favor de Aston Villa. el encargado de facturar el gol decisivo fue Kortney Hause, defensa central que apareció al minuto 88 con una cabezazo que terminó en las redes del arco de David De Gea. Luiz Gustavo fue el asistente.  

El encuentro no finalizó ahí, cuando todo parecía clausurado, un centro al área de los villanos, desviado por la cabeza de Cavanni, terminó en las manos de Hause, el colegiado inmediatamente pitó penal a favor de los rojos. La histeria del público en el Old Trafford se hizo sentir, los gritos ensordecieron el escenario, la zona de penal estaba invadida de locales y visitantes, y justo en ese momento, se produjo la imagen del día, Emiliano ‘Dubi’ Martínez, arquero de la absoluta albiceleste, provocó a Cristiano previo al penal «Patéalo vos Cristiano, patéalo vos», sus palabras al parecer redujeron al Bicho, que cedió el Penal a su compatriota Bruno Fernades. 

El hechizo de Dubi tuvo efecto, Fernandes envió el balón al cielo y el partido finalizó 0-1 a favor de los Villanos.

Este resultado aloja a los diablos rojos en la cuarta posición con 13 puntos y la posibilidad de atrancar en la quinta posición si Brighton gana a Crystal Palace este lunes. Por su lado, Aston Villa aseguró su decimo punto que lo aloja en la octava posición de la Premier League con diez puntos.