¿Pero, no era que el relámpago no cae dos veces en el mismo lugar?

422

Un gran momento producto de la casualidad quedó registrado. Un hombre de Qingdao, China, grababa desde su ventana la llovía, seguramente es un romántico empedernido que le gusta grabar la llovía para ponerle música de fondo y mandárselo a sus amigas.

Lo que no sabía este romántico es que sus dotes de grabación impactarían a no solo sus amigas sino a casi todo el mundo. Mientras grababa la llovía una secuencia de 11 rayos impactaron el poste de luz que estaba al frente de él.

El Hombre duró unos cuantos segundos grabando el espectáculo natural, luego decidió resguardarse.