Lourdes Maldonado era una periodista mexicana que dedicaba su profesión a cubrir temas políticos y denunciar la corrupción. A pesar de haber pedido protección al presidente Andrés Manuel López Obrador en 2019 por los hechos que investigaba contra un exgobernador, la comunicadora fue asesinada el pasado domingo y, además de su muerte, causan conmoción las imágenes de su perro esperándola en la puerta de su casa.

Un día después de que el fotoperiodista mexicano Margarito Martínez fuera asesinado el pasado 17 de enero, su colega de profesión, Lourdes Maldonado, le dedicó íntegramente su programa de radio y televisión como homenaje.

«Para todos nosotros ha sido un shock (…). En el microsegundo que él abrió la puerta (de su auto) y se agachó para dejar su material, pum, le dieron el balazo en la cabeza. Si eso no es planeado y no es cazado, no sé cómo lo llamarían ustedes (…). Todos estamos exigiendo que no se quede impune su asesinato», afirmó tajante en vivo.

Solo cinco días después de pronunciar estas palabras, a pocos kilómetros, Maldonado fue también asesinada en la misma ciudad, Tijuana, en el norte del país considerado el más mortífero para ejercer el periodismo.

Maldonado era consciente del riesgo que corría. «Temo por mi vida», le llegó a decir cara a cara al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, durante una conferencia de prensa hace tres años.

La comunicadora ganó la semana pasada un conflicto laboral que mantenía desde hace años contra una televisora local para la que había trabajado, propiedad del exgobernador estatal Jaime Bonilla, quien este lunes negó cualquier tipo de relación con el homicidio.