Cuenta la historia que Grígori Rasputín era un profesor frustrado que odiaba su oficio, y con el tiempo se convirtió en un curandero al que le decían el “Monje Loco”. Esta canción es una balada semi biográfica sobre la figura histórica de Grigori Rasputín, amigo y consejero del zar Nicolás II de Rusia y de la zarina su esposa a principios del siglo XX.

La canción toma el estereotipo semi legendario de Rasputín como amante, curandero místico y consejero político de la familia Real. La fama de curandero mediante rezos llegó a los oídos de la zarina, que desesperada por la grave enfermedad de su único hijo Alexis y gracias a una amiga suya, en 1905 Rasputín fue invitado al palacio de los zares para que les ayudara con la hemofilia que padecía el pequeño príncipe y que se había convertido en su mayor pesadilla. Alexis fue curado por Rasputín quien utilizó el método de la hipnosis con el enfermo hemofílico según algunos investigadores, dándole muy buen resultado.

La familia real Romanov

A partir de la curación del único hijo del zar, el místico Rasputín comenzó a ejercer una gran influencia en los últimos días de la Dinastía Romanov. — y la familia Real, especialmente la zarina Alejandra, cayó rendida a las órdenes de este controvertido personaje que se convirtió en su amante y en su sombra, incapaz de dar ni un solo paso sin antes consultárselo a su consejero Rasputín de quien se decía era un gran amante.

La canción fue un éxito a nivel mundial y debido a la gran popularidad de este tema en Rusia, la agrupación decidió realizar el videoclip de la canción Rasputín en dicho país, y sobre todo, en su capital, Moscú. En este video se puede ver la coreografía del grupo en escenarios representativos de esta ciudad como la Plaza Roja, la Catedral de San Basilio y el Kremlin.
La popularidad de este personaje histórico se renovó en Rusia donde aún recuerdan al mítico Rasputín.

La zarina Alejandra

En su época se decía que era un hombre atrevido e inmoral que se le veía por la calle borracho y en compañía de prostitutas. Pero el “monje loco” tenía mucho éxito en el círculo de la alta sociedad rusa, sus visitas de alcoba eran muy renombradas. El consejero espiritual solía decir: «Se deben cometer los pecados más atroces, porque Dios sentirá un mayor agrado al perdonar a los grandes pecadores». Sin embargo los historiadores no han encontrado pruebas concluyentes que afirmen esta vida inmoral.

Era perseguido por cortesanos y nobles que se sintieron sobrepasados en sus intereses y por la influencia que éste ejercía sobre la monarquía rusa, los rumores que suscitaba el “monje loco” sobre su relación con la zarina que la historia cuenta eran amantes, sirvieron de alimento para los revolucionarios enemigos del régimen zarista. El zar sólo se hacía aconsejar de Rasputín cuando la zarina lo permitía, aunque no había decisión del zar que no pasara por la supervisión de él.

La nobleza cercana a la familia real rusa decidió asesinar al manipulador amigo del zar, la fría noche de invierno del 30 de diciembre de 1916, para acabar con su malévola influencia sobre la zarina Alejandra. Finalmente, después de varios intentos de asesinato para acabar con su vida, Rasputín muere faltando 24 días para cumplir sus 48 años de edad. La historia cuenta, que el monje ruso fue envenenado y además tiroteado hasta estar convencidos de su muerte. Su cadáver fue envuelto en una alfombra y tirado al río Neva. En la autopsia que le practicaron al cadáver de Rasputín, se descubrió que murió ahogado. Durante su asesinato le amputaron el pene (de grandes dimensiones, 28.5 cms.) y sus testículos, se conservan actualmente en el Museo Erótico de San Petersburgo.

Fotografía tomada por la Policía rusa en 1916 del cadáver de Rasputín

Investigaciones recientes ofrecen la versión de que para el asesinato de Rasputín, se contó con la participación de los servicios secretos británicos.

A continuación les dejamos la letra de la canción que cuenta la historia del mítico personaje, grabada por los Boney M en 1978:

Allí en Rusia vivía un cierto hombre hace mucho tiempo
Él era grande y fuerte, en sus ojos había una luz encendida
La mayoría de las personas lo miraba con terror y con miedo
Pero para los de Moscú él era como alguien encantador y estimado
Él podía predicar la biblia como un predicador
Lleno de éxtasi de fuego
Pero él también era una clase de maestro
Las mujeres lo desearían

RA RA RASPUTIN
Amante de la reina rusa
Hubo un personaje que realmente se fue

RA RA RASPUTIN
La más grande máquina de amar de Rusia
Fue una vergüenza cómo él continuó
Él gobernó la tierra rusa y nunca le importó el Zar
Pero el kasachok realmente bailó wunderbar
En todos los asuntos de estado él era el hombre para complacer
Pero realmente era grande cuando tenía una chica para apretar
Para la reina él no era un vendedor ambulante
Aunque ella había oído sobre lo que él había hecho
Ella creyó que él era un santo sanador
Quien curaría a su hijo

RA RA RASPUTIN
Amante de la reina rusa
Hubo un personaje que realmente se fue

RA RA RASPUTIN
La más grande máquina de amar de Rusia
Fue una vergüenza cómo él continuó
Pero cuando por su bebida, su anhelo y su hambre de poder
Se volvió conocido para más y más personas,
Las demandas para hacer algo sobre este hombre ultrajante
Sonaron más y más fuerte

“¡Este hombre se tiene que ir”! declararon sus enemigos
Pero las damas rogaron “no intenten hacerlo, por favor”
No hay duda, este Rasputín tenía muchos encantos ocultos
Aunque él era un bruto ellas cayeron en sus brazos
Entonces una noche algunos hombres de alta reputación
Le tendieron una trampa, ellos son inimputables
“Ven a visitarnos” le requirieron
Y él realmente vino

RA RA RASPUTIN
Amante de la reina rusa
Ellos le pusieron algún veneno en su vino

RA RA RASPUTIN
La más grande máquina de amar de Rusia
Él lo bebió todo y dijo “me siento bien”

RA RA RASPUTIN
Amante de la reina rusa
No lo dejaron, ellos querían su cabeza

RA RA RASPUTIN
La más grande máquina de amar de Rusia
Y le dispararon hasta que se murió

Oh, esos rusos…

Letra por: Clark1343

Por: Nereyda Guerrero De Manderioli
Nereyda-Guerrero-De-Manderioli-1.jpg


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente