Nuevamente una voz del periodismo ha sido silenciada en Colombia. Se trata de Marcos Montalvo, periodista del municipio Tuluá. Tenía una amplia trayectoría en el periodismo de su región, había trabajado para periódicos como El País de Cali, el Diario Occidente, columnista del periodico El Tabloide de Tuluá y estuve en emisoras como Radio Reloj de Tuluá.

La Gobernación del Valle del Cauca no demoró en expresarse. Ofrecieron sus condolencias y 100 millones en recompensa por dar con el paradero del sicario. Por otra parte, la Alcaldía de Tuluá también extendió sus condolencias.

‘El comandante’ como era conocido en su natal municipio había recibido amenazas de muerte según Europa Press. Según Revista Semana no habría recibido amenazas. Quién sabrá la verdad, será que fue error de Europa Press o de Semana.

Alexander Dominguez, periodista del Valle del Cauca tuvo un encuentro breve con el fallecido día antes de su asesinat:  «Tuve la oportunidad de trabajar con él, hace unos días nos encontramos y hablamos unos diez minutos, en la conversación tocamos el tema de las denuncias que hacía en su página de Facebook, temas que no gustan a mucha gente, le recomendé que tenga cautela, que nosotros los periodistas estamos expuestos, y él me dijo jocosamente, de algo nos hemos de morir algún día, nos dimos la manos y nos despedimos”.

Marcos no fue la única víctima este fin de semana en Tuluá. Se registraron 6 asesinatos con arma de fuego en este municipio.