Tensión en las tropas rusas: Se rebeló y arrolló con un tanque a su oficial al mando

3916

Un soldado ruso supuestamente condujo su tanque contra su oficial al mando mientras protestaba por las terribles pérdidas entre sus camaradas.

El coronel Yuri Medvedev fue hospitalizado con graves heridas en las piernas después del incidente reportado que se produjo en medio de la creciente furia por la desastrosa campaña de Vladimir Putin en Ucrania. Reporta The Sun.

Medvedev fue visto en un video publicado por las fuerzas rusas siendo transportado al hospital al otro lado de la frontera en Bielorrusia.

Sin embargo, se afirmó que las imágenes, publicadas hace dos semanas, lo mostraban después de que resultase herido en batalla.

Pero ahora el periodista ucraniano Roman Tsimbalyuk ha ofrecido un informe diferente sobre las imágenes.

Tsimbalyuk fue el último periodista ucraniano que quedó en Rusia antes de huir finalmente en enero antes de la invasión.

Informó que el coronel fue atropellado por uno de sus propios hombres que estaba furioso después de que 750 de los 1.500 soldados de la unidad resultaran heridos o muertos.

Según los informes, el oficial ha sido galardonado con la Orden del Valor.

Las imágenes lo muestran siendo descargado de la parte trasera de un vehículo blindado mientras los combatientes chechenos le preguntan “¿Cómo estás? ¿Está bien? ¿Háblanos?”.

Se desconoce qué le sucedió al soldado después de que supuestamente atropelló a Medvedev, y es el último ejemplo de disidencia entre las filas rusas.

“Un oficial militar del batallón de tanques acusó la muerte de amigos y compañeros de trabajo al comandante de brigada, el coronel Yuri Medvedev”, escribió Roman.

“Después de elegir un momento conveniente, durante la pelea, atropelló con el tanque al comandante que estaba a su lado, lesionándole ambas piernas”.

Rusia se enfrenta a pérdidas catastróficas, con informes de hasta 15.000 hombres perdidos en la guerra desde que Putin invadió el mes pasado.

Y la frustración crece, con mensajes de radio interceptados que muestran la ira de las tropas que han calificado la invasión como un “espectáculo de mierda” y un “manicomio”.

Se entiende que a los soldados de Putin se les vendió una mentira: algunos dijeron que era un ejercicio de entrenamiento y otros aseguraron que serían recibidos como héroes.