Hay personas que han nacido para decorar brillo gigante a la sociedad u otros han nacido para causar dolor, llanto e interminable oscuridad a la humanidad, el gobierno déspota es sinónimo de plaga e infortunio inexpresable. Los dictadores históricamente son conocidos por ser endemia absoluta para una nación, la destrucción que provocan es plural y mientras están en el poder se creen eternos e invencibles, se enloquecen tanto que su conciencia vive intranquila a cada instante (si es que tienen), no viven ni dejan vivir. Ellos se caracterizan por ser verdaderos imitadores de la perversidad que otros han hecho en el pasado, la mayoría de ellos han tenido un final espantoso.

Los tiranos  se identifica por ser corruptos; arrogantes, desafiantes, manipuladores, genocidas e invencibles en el poder, esa nauseabunda mentalidad los convierte en inolvidables psicópatas. Que  triste la vida del opresor hasta de su propia sombre desconfía, su familia vive aislada, desconocen el deleite de la preciada amistad, creen que con tener poder y dinero vivirán eternamente en este mundo, la terrible obsesión a cualquiera conduce a vivir una vida que desconoce su precioso sabor. Tenemos que tener muchísima precaución de las personas con las que nos relacionamos y de los libros que leemos, sus aportes siempre provocarán cambios en nuestra vida, y si es así, procuremos que esos cambios sean para el bienestar mayoritario de nuestro entorno.

A nivel mundial diariamente nacen niños que tristemente no crecerán con sus padres u otros crecerán únicamente con el calor de madre, otros vivirán sin conocer  a sus progenitores, la niñez, infancia y adolescencia es donde todo ser humano necesita amor, cariño y cuido especial, si en el inicio de nuestra vida tenemos el privilegio de que nos enseñen leales principios y valores, seguramente seremos personas destacadas. La educación que se recibe cuando somos pequeños es una programación que se reflejará por el resto de nuestra existencia. Aunque hay personas que crecen en hogares donde reciben afable principios y cuando son mayores se convierten en seres inhumanos…

Saddam Hussein dictador de Irak de 1979 a 2003

Saddam Hussein Abdel Majid at-Tikriti nació el miércoles 28 de abril de 1937 en Tikrit, Irak como tercer hijo en el seno de una familia campesina. Su madre, Subha Talfah al-Mussallat, llamó al recién nacido “Saddam”, que en árabe significa “El que se enfrenta”. Según algunos biógrafos oficiales, durante el embarazo de la madre con Saddam Hussein, ella intentó suicidarse y abortar, su intento fue sin éxito. Se creció sin padre y ella lo abonó, él se crió en casa de su tío Jairalah Tulfah, un oficial del Ejército que había sido expulsado de las Fuerzas Armadas por participar en una conspiración pro-nazi en 1941. “Cuando  el niño Saddam se reunió con su madre, su trato con él apenas mejoró. Se había vuelto a casar y permitió que su nuevo esposo abusara del niño. Su padrastro fue brutal tanto física como psicológicamente, el fracaso de su madre para cuidarlo y el abuso de su padrastro hirieron profundamente su autoestima”.

Hussein estudió en la Universidad de el Cairo y después en la Universidad de Mustanseriya en Bagdad. Se cree que su tío fue su máxima inspiración para convertirse en lo que fue, vivió una infancia de infierno y ese infierno siempre lo cultivó con gran empeño. “El líder Hussein fue un dictador despiadado con sus enemigos durante todo su gobierno. Este eliminó a toda la oposición utilizando métodos como la utilización de gas tóxico contra las poblaciones civiles. Desató devastadoras guerras regionales y redujo alguna vez próspero país, rico en petróleo, a un Estado policial. Hussein logró ser uno de los hombres más poderosos del mundo árabe”.

La primera esposa de Sadam fue su prima Sayida Talfah. El matrimonio fue concertado cuando Sadam tenía cinco años y Sayida, siete. La pareja tuvo cinco hijos. En el 2003 murieron dos de sus hijos, los cuales también eran perversos. Sadam fue dictador de Irak desde el 16 de julio de 1979 – al 9 de abril de 2003. Fue culpable de la muerte de miles de personas inocentes. “Durante su gobierno mando a recrear varios monumentos con su imagen, siendo la estatua más famosa, ubicada en La plaza Firdos, o plaza Firduses, el cual es un espacio público y abierto en la ciudad de Bagdad, la capital de Irak. Posterior a su muerte Sadam Hussein fue inspiración en distintas obras, películas y series de tv”.

Captura y muerte

Saddam Hussein fue capturado el 13 de diciembre de 2003 por las tropas estadounidenses en su ciudad natal de Tikrit, donde se encontraba aislado. Luego de su captura fue sentenciado a muerte en la horca, su ejecución se llevó a cabo el día sábado 30 de diciembre del 2006, alrededor de las 06:00 hora  de Irak. Se le ejecutó en presencia de un sacerdote, un médico y un juez, además de un gran número de testigos.

Saddam como todo dictador pensó que nunca sería derrotado, quienes piensan de esa forma de quedarse perpetuamente en el poder,  son verdaderos dementes, esa decisión es puntual calvario para sus descendientes. La vida es tan corta que no merece la pena hacerle daño a nadie, ninguno ser humano ha nacido con licencia para matar o convertir en infierno la vida de otro.

Referencia: https://personajeshistoricos.com/c-politicos/saddam-hussein/

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
El chico poeta