El hecho se presentó en su visita al Salón Internacional de Hostelería y Alimentación de Lyon, Macron estaba acompañado por varios ministros del país.

En el momento se puede notar que el sujeto grita “ Viva la revolución” y segundos después es retenido por la seguridad del presidente.

Luego del suceso Macron se dirigió a sus guardas y dijo «si tiene algo que decirme, déjenlo que venga». añadiendo también «Más tarde iré a verlo, vayan por él».

En reiteradas ocasiones Macron ha sido víctima de lanzamientos de huevo. En 2016 y 2017, en campaña presidencial, fue blanco de dos huevos. Cabe recordar que en junio de este año un hombre lo abofeteó durante una visita al departamento de Drome.