Hace un año Iván Duque le prometió al país que iba a trabajar en sus cuatro años de gobierno por todos los ciudadanos, que haría cumplir las leyes, fomentaría la inclusión, apuntaría al crecimiento económico y minimizaría el desempleo en todo el país.

Después de 365 días de gobierno muestra resultados más en temas que no mencionó en su discurso de apertura que en los que planteó como plan de gestión. De lo prometido, a un año de gobierno, tiene por ahora respuesta en la inclusión de las mujeres en su gabinete.

De lo que planteó frente al desempleo, no logró cumplirlo en estos doce meses, pues éste aumentó en 0.3 por ciento. Sobre crecimiento económico tampoco, ya que a finales de 2018 se previó crecería 3.5, en el primer trimestre y según el Dane solo lo hizo en 2.8%.

Entre lo que si tiene resultados están: la lucha para erradicar los cultivos ilícitos, apoyo al emprendimiento para proyectos de la economía naranja, regularización y protección a los venezolanos desplazados de su país, hacer realidad, gracias a la ley de las TIC, el arranque de la conectividad en todo el país, agilización de trámites, baja en la tendencia de homicidios, la ley de financiamiento, el Plan Nacional de Desarrollo. entre los más destacados.

Entre los lunares se encuentra el manejo de la grave situación generada en Quebrada Blanca en la vía al Llano que dejó incomunicado al sur-oriente de Colombia y el paro de la universidad pública de 37 días y que terminó en el compromiso de otorgarle 4.5 billones de pesos para salir de la grave situación por la que atraviesan.

Asesinato de líderes sociales.

Los asesinatos de líderes sociales, no comenzaron en el gobierno Duque, vienen de atrás, recibió un país con “más de 300 líderes sociales asesinados en los últimos dos años”, según dijo en su discurso de posesión y se comprometió a trabajar para impedir más crímenes.

Por ahora no lo ha logrado. En lo que va corrido de 2019 van 116 líderes asesinados. Al presidente le piden las comunidades afectadas por la violencia contra sus representantes que cumpla con su promesa de protegerlos e impedir más muertes.

Su gobierno en los 100 logros de gestión que entregó, informó que se crearon 7.325 esquemas individuales de protección. De estos: 4.992 corresponden a líderes sociales y 38 a esquemas colectivos.

Con el Plan de Acción Oportuna (PAO) y el componente de reingeniería de la Unidad Nacional de Protección, trabajan por la prevención y protección de líderes sociales, comunales, defensores de derechos humanos y periodistas.

Los asesinatos no cesan.

Pero, ¿qué ha pasado con esto? De acuerdo con el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (INDEPAZ), 627 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos han sido asesinados: 21 en el año 2016, 208 en el año 2017, 282 en el año 2018 y 116 en el año 2019.

Asegura INDEPAZ que sólo en el primer año de Gobierno de Duque han sido asesinados 229 personas líderes y defensoras de DD.HH. De esta cifra: 40 mujeres y 189 hombres; 66 indígenas, 5 afro descendientes y 106 campesinos ambientalistas comunales o impulsores Plan Nacional Integral de Sustitución (PNIS).
Paz.

En su discurso en este año sobre consolidar la paz repite con insistencia que debe haber “paz con legalidad.” Y de su mensaje inaugural están frescas sus intenciones para acabar con las diferencias “falaces” y su compromiso de darle a las víctimas “verdad, justicia proporcional, que reciban la reparación efectiva y no exista repetición”.

Sobre este mismo tema aclaró, que desde su Gobierno, se corregirían las fallas estructurales del Acuerdo de Paz, firmado en La Habana en 2016 con la antigua guerrilla de las Farc, que se habían “hecho evidentes en las implementaciones” y juró a las víctimas que habría “verdadera reparación moral, material, económica por parte de sus victimarios y no serán agredidos por sus victimarios”.

Para cumplir con esto, Duque realizó seis objeciones a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), con la meta de lograr la reparación y el efectivo pago por parte de los victimarios pero, esto fracasó pues la Sala Plena de la Corte Constitucional votó en favor de negarlas y el mandatario debió sancionar la ley.

Balance propio.

En el balance hecho por el Gobierno sobre este año de gestión, informó que se extendió la vigencia de los 24 Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), donde hay más de 3.000 excombatientes y sus familias.

Además, se comprometió a mantener la atención, la renta básica y las garantías de reincorporación por el tiempo necesario para garantizar su retorno a la vida civil en un marco de legalidad.

Pero el esfuerzo por detener los actos terroristas y dialogar con los cabecillas del Eln no prosperó. El 17 de enero de este año, la Escuela de Cadetes General Santanter al sur de Bogotá, fue víctima de un atentado.

Un carro bomba que ingresó a la Escuela, cargado con, al menos, 80 kilos de pentolita, provocó la muerte de 21 personas, incluida una ecuatoriana.

Tras este hecho, el Eln se adjudicó la autoría, lo que motivó una respuesta inmediata del Gobierno poniéndole fin a los diálogos de paz.

Narcotráfico.

Duque manifestó que trabajaría en contra del narcotráfico y el secuestro, “no podrán ser elementos para financiar o promover ninguna causa (…) vamos a actuar en todo el territorio nacional para desarticular las redes de crimen organizado llevándolas a la justicia”.

El punto número 13 de los 100 logros alcanzados en este primer año de Gobierno destaca como “por primera vez en 7 años, se logró frenar el crecimiento de cultivos ilícitos y estabilizarlos en 208.000 hectáreas.

Además, se erradicaron 82.744 hectáreas de coca (erradicación + sustitución voluntaria) e incautamos 332 toneladas de esta droga y 303 toneladas de marihuana.”

En cuanto a la lucha contra las organizaciones criminales, asegura el gobierno que se ha logrado afectar sus actividades en un 52%. También que han desmovilizado a 360 miembros del Eln, lo que representa un 19% más respecto al periodo comprendido entre agosto de 2017 y junio de 2018.

Esta información fue confirmada por Pierre Lapaque, representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

De acuerdo con el funcionario de la ONU, el hecho de que se haya logrado estabilizar la cifra de cultivos de uso ilícito en el país es una oportunidad para trabajar en las zonas con más hectáreas cultivadas pues asegura que diez municipios concentran 44% de las 169.000 hectáreas monitoreadas en 2018.

Corrupción.

Iván Duque habló sobre la lucha contra la corrupción en su discurso de posesión, mostró su compromiso de acabar con esas prácticas y apoyó la Consulta Anticorrupción, que obtuvo más de 11 millones de votos de respaldo.

De otro lado el proyecto que eliminaba la casa por cárcel para corruptos, propuesto por la Fiscalía General de la Nación y el Gobierno Nacional, se hundió en el Congreso de la República al no poder lograrse la conciliación entre la Cámara de Representantes y el Senado.

En ese momento el jefe de Estado aseguró que sí cumpliría con su promesa por lo que radicó nuevamente el pasado mes de julio el proyecto de Ley Anticorrupción. La iniciativa la presentaron el Fiscal General de la Nación (e), Fabio Espitia y la Ministra del Interior, Nancy Gutiérrez,

Por su parte, desde el Gobierno se firmaron pactos por la transparencia, la competitividad, el mejoramiento fiscal y la reducción de la pobreza en Cartagena, Riohacha, La Guajira y Córdoba.

Se implementaron Pliegos Tipo en infraestructura de transporte; también se creó el sistema general de información de lucha contra la corrupción.

Así mismo se lanzó la Red Anticorrupción de jefes de control interno, y se logró implementar la plataforma del Sistema AGUA (Agenda de Gestión Unificada y Abierta) que permite a todos los ciudadanos conocer la gestión de la Vicepresidente.
Empleo, educación y salud
La tasa de desocupación en Colombia se ubicó en junio en 9.4 por ciento, apenas 0.3 puntos porcentuales por encima de la registrada el mismo mes de 2018, informó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

“Para el mes de junio de 2019, la tasa de desempleo fue 9,4 por ciento, la tasa global de participación 63,5 por ciento y la tasa de ocupación 57,5 por ciento. En el mismo mes del año anterior estas tasas fueron 9,1 por ciento, 64,1 por ciento y 58,3 por ciento, respectivamente.” Dane, boletín técnico.

Entre los logros obtenidos hasta hoy el gobierno destaca la Ley de Reactivación Económica, con la que se apoya el emprendimiento, bajando la carga de impuestos a las: micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, con el propósito de hacer crecer la economía y el empleo.

Otra meta que también logró el jefe de Estado fue un acuerdo que aumenta, en más de $4,5 billones, los recursos para la educación superior pública durante el cuatrienio, con recursos de inversión y funcionamiento, regalías y otras fuentes de financiación.

Con esto, mejorará la infraestructura física y tecnológica, se sanearán las finanzas, mejorar la vinculación y cualificación docente e invertir en investigación.

La medida se tomó luego que el pasado mes de octubre de 2018, con el argumento de que había otras prioridades, la universidad pública, se realizara un gran paro nacional para protestar por la crisis económica que amenazaba con cierres en todas las universidades del país.

En salud el Gobierno Nacional firmó el Acuerdo de Punto Final con el que el Estado se compromete a conciliar y saldar las deudas que por años se han acumulado en el sector salud.

Además, los flujos financieros que se inyectarán llegarán a IPS, hospitales públicos, proveedores y talento humano, para mejorar la calidad del servicio.

Con lo anterior se complementan medidas para hacer el gasto más eficiente y evitar acumular nuevas deudas.