Tras una histórica campaña por la alcaldía de Chicago, la demócrata y ex fiscal federal Lori Lightfoot se convirtió en la alcaldesa de la tercera ciudad más poblada de Estados Unidos.

Ella marcó un hecho histórico en esta ciudad al ser la primera mujer de color, e identifica abiertamente como lesbiana, en ocupar este cargo público. Este triunfo lo logró al obtener el 73.7% de los votos en segunda vuelta contra su rival Toni Preckwinkle quien obtuvo el 26.3%.

La candidata de 56 años agradeció a la ciudad y a quienes abrieron el camino para su victoria. “Ahí afuera esta noche, muchas niñas y niños están mirando”, dijo en su discurso de victoria.Nos están observando y están viendo el comienzo de algo, bueno, un poco diferente. Están viendo cómo renace una ciudad. Una ciudad en la que no importa de qué color seas, dónde no importa a quién amas, siempre y cuando ames y hagas lo mejor por los demás”.

Chicago ha tenido una gran población afroamericana durante gran parte de su historia, pero solo 2 de los 55 alcaldes de la ciudad han sido negros: Harold Washington de 1983 a 1987 y Eugene Sawyer de 1987 a 1989. Sólo una mujer, Jane Byrne, ocupó el cargo de alcaldesa, desde 1979 hasta 1983.

En una ciudad cargada de innumerables problemas (desigualdad económica, persistente violencia con armas de fuego en los bolsillos de la ciudad, $ 28 mil millones en obligaciones de pensiones no financiadas y corrupción política endémica), Lightfoot se presentó a sí misma como una agente de cambio que podría combatir mejor el problema de corrupción de la ciudad. Durante su campaña se perfiló como “la forastera que Chicago necesitaba para agitar las cosas y lograr un cambio positivo”, así lo anunciaba en cada conferencia de prensa a la que asistía.

Lightfoot llega a reemplazar a Rahm Emanuel, quien anunció en septiembre del año pasado que no buscaría un tercer mandato en el cargo. Ella sorprendió a Chicago en primera vuelta hace 5 semanas al obtener el 17,5% de los votos y quedar en primer puesto entre 14 candidatos. Como ningún candidato ganó la mayoría de los votos, Lightfoot y Preckwinkle, las dos candidatas que obtuvieron más votos, avanzaron a segunda vuelta.

Si bien ella nunca se desempeñó en un cargo electo, trabajó como presidenta de la Junta de Policía de Chicago, encabezó la Oficina de Estándares Profesionales del departamento de policía y la Fuerza de Tareas de Responsabilidad de la Policía de la ciudad. La gran mayoría de los residentes de la ciudad que votaron por ella fueron motivados principalmente por el deseo de sacudir la escena política de la ciudad.

Con su victoria, Lightfoot se encuentra entre los alcaldes, declarados abiertamente homosexuales, más prominentes de los Estados Unidos. El alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, que compite por la nominación presidencial demócrata de 2020, está teniendo su momento de gloria.
Alrededor del 4,5% de los adultos estadounidenses se identifican como miembros de la

comunidad LGBTI, según una encuesta de Gallup en 2017. Según el Victory Institute, un grupo nacional dedicado a promover abiertamente a los líderes LGBTI, aproximadamente 600 funcionarios electos en Estados Unidos son abiertamente gays, lo que representa el 0.1% de cargos públicos en todo el país.