La fiscalía mexicana (FGR) los acusó de recibir más de 6 millones de dólares en sobornos. Por otra parte, el inculpado colombiano inicia campaña presidencial.

El diario Reforma de México, dio a conocer cómo fue el entramado entre la constructora Odebrecht, el gobierno mexicano y la empresa pública Pemex. Revela el diario Reforma que el ex presidente Peña Nieto, el ex secretario de relaciones exteriores, Luis Videgaray, y el presidente de Pemex, Emilio Lozoya, aceptaron recibir dineros con el fin de beneficiar empresas transnacionales, entre ellas Odebrecht, con la intención de beneficiar estas transnacionales con el detrimento del patrimonio energético y petrolero de México.

Los mandatarios recibieron el dinero por medio de Lozoya, quien tenía dos empresas en las islas vírgenes británicas, una empresa conocida como Latin American Asia Capital Holding, con una cuenta en el banco Suizo Gonet et Cie,  y la segunda llamada Zecapan SA, con cuenta en el Neue Bank Ag, en el principado de Liechtenstein. Según la FGR, Lozoya recibía el dinero para después ser retirado en efectivo por Peña Nieto y Videgaray. Cabe recordar que todos estos países nombrados son conocidos como  paraísos fiscales.

Casualmente, Odebretch contrató con el estado Mexicano el 3 de diciembre de 2013, al tiempo la cuenta bancaria de la empresa de Lozoya, Zecapan SA, recibía una transferencia de un millón de dólares. Su cuenta se infló por los siguientes tres meses a más de 5 millones de dólares. Lo curioso es que la FGR afirma que Lozoya empezó a recibir dinero antes y después de ser nombrado  como gerente de Pemex. También estableció que recibió más de 12 millones de dólares, lo que concuerda con los testimonios emitidos a la procuraduría brasileña por parte de los ejecutivos de Odebrecht, en los que afirman que pagaron 6 millones de dólares a Lozoya, 2 millones sin condiciones y 4 millones después de conseguir el convenio, más los 6 que se repartieron Peña Nieto y Videgaray, para un total de 12 millones de dólares. En números, fue muy precisa la Fiscalía Mexicana.

Por otra parte, en el inigualable Estado Colombiano, Oscar Ivan Zuluaga, acusado por el recién fallecido, Duda Mendoça, ex director de publicidad de Odebretch, de recibir más de 1.5 millones de dólares para la financiación de su campaña presidencial en 2014, ha empezado a reunir  los poderosos del país para consultar si es viable o no su apuesta a la presidencia. La contienda electoral contra la izquierda se puso ruda a causa de los desmanes del gobierno y el Uribismo no omite la posibilidad de ‘ungir’ a Oscar Ivan Zuluaga como su candidato.

La fiscalía Colombiana presentó casuales torpezas en el proceso de investigación de Odebretch cuando la defensa de Duda Mendoça solicitó al Estado Colombiano interrogar al acusado y éste hizo caso omiso, y cuando obvió el hecho de que Duda Mendoça denunció ante la policía y no ante el ministerio público. Vaya, no se sabe si es que es muy estricta o muy evasiva la Fiscalia Colombiana.

Hay más…

Odebretch no es caso nuevo, de hecho, el control político se debió hacer en noviembre de 2018, pero presentó un hincapié a causa de una estrategía de persuasión que casualmente fue similar a la mexicana para poder desviar la atención. En el pleno ejercicio de control político sobre el caso Oderbretch, la senadora Paloma Valencia del partido Uribista, Centro Democratico, reveló un video que ponía en entredicho al hoy aspirante por Colombia Humana, Gustavo Petro. En el video se nota cuando Petro recibe de un empresario una bolsa negra con dinero adentro. Ese hecho produjo que los presuntos medios de información de Colombia desvirtuaron el magnífico caso de corrupción y se enfocarán en Petro y la bolsa de dinero. La Corte Suprema adelantó investigaciones y arrojó hasta hace menos de un mes que el hoy candidato de la izquierda quedaba absuelto.

El meollo del asunto es que casualmente, porque hay que llamarlo casualidad, no vaya ser y me toque visitar a un togado por ‘deshonrar’ a los magnos colombianos, En méxico se utilizó la misma herramienta de persuasión para distraer la opinión pública y lavarse las manos. Cuando el caso daba revuelo en México y la furia de sus connacionales se hacía sentir, utilizaron la misma estrategia Valencianista, publicaron un video del 2015 en donde el hermano del hoy presidente de México, Pio Lopez Obrador, estaba recibiendo dineros de un servidor público para sumarlos a su campaña.

Curioso es el caso, pudiendo desvelar el supuesto acto de corrupción de Petro y Pío en el momento exacto de la grabación del video, prefirieron guardar el video en el que se presume hay un entramado, para desvirtuar el meollo del problema, los sobornos de Odebrecth y el espaldarazo de los Estados en contratos por haberlos sobornado.

Conclusión

Lo cierto del caso, es que en los países aledaños a Colombia vinculados al caso, han empezado a aprisionar a los vinculados. Pero en Colombia, a pesar de tener declaraciones explícitas de ejecutivos de la firma brasileña sobre Oscar Ivan Zuluaga y Juan Manuel Santos, no se han adelantado investigaciones contundentes sobre los hechos. Además quienes eran los detenidos en Colombia, el ex-Viceministro de Transporte Gabriel García Morales hoy goza de libertad  y el ex senador Liberal, Otto Bula, le concedieron la detención domiciliaria el pasado 11 de febrero.

Por: Andrés Soto