XI reunión del Grupo de Lima

Durante la instalación de la XI reunión del Grupo de Lima, llevada a cabo en Bogotá, el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo y el viceministro de relaciones exteriores de Perú Hugo de Zela Martínez, rechazaron los actos presentados durante el fin de semana, en los que el régimen de Nicolás Maduro impidió el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela.

El anfitrión del encuentro, Holmes Trujillo, resaltó el compromiso de Colombia y el Grupo de Lima para que Venezuela regrese a la democracia. “En el Grupo de Lima hemos construido de conformidad con la legalidad internacional y hemisférica, un cerco político y diplomático que unido a la tenacidad de las fuerzas políticas democráticas y de un gran número de venezolanos, ha abierto una ventana de oportunidad para que termine la dictadura y la usurpación”, afirmó.

Trujillo resaltó que el Grupo de Lima no ha sido indiferente con la situación por la que atraviesa el vecino país. “Por eso resulta tan relevante la declaración que adoptaremos en esta reunión, para reafirmar nuestra voluntad inalcanzable de seguir apoyando el proceso que permita que los venezolanos puedan volver a vivir en democracia y libertad”, señaló el canciller colombiano.

Zela Martínez, por su parte, aclaró que el objetivo por el que se trabaja debe darse por la vía democrática y no se utilizará la fuerza. “Venimos luchando para que se dé la solución de forma pacífica. No estamos apoyando el uso de la fuerza”, declaró el representante peruano.

A esta reunión asisten los cancilleres de Colombia, Argentina, Chile, Brasil, Guatemala, Canadá, Panamá, Honduras; el Viceministro de Relaciones Exteriores de Perú, Hugo de Zela Martínez; así como el Presidente de la República de Colombia, Iván Duque Márquez; el Presidente de la República de Guatemala, Jimmy Morales; el Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela; el Vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence y el Vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão.

En la reunión se oficializó el ingreso de Venezuela al Grupo de Lima, con la asistencia del presidente interino de ese país, Juan Guaidó.